Metralla, Miscelánea — 12 febrero, 2014 at 4:14 pm

Metralla – 12/02/2014

by

Vuelve Metralla, amigos. Andábamos de retirada estratégica para aprovisionarnos de munición de buena calidad. Así que empecemos sin más historias.

——oOo——

Arrancamos con una batería de entrevistas que se nos había ido quedando en la recámara.

- P.: También has colaborado en Lola films en la elaboración de storyboards ¿Te ha servido de algo la experiencia en tu trayectoria en el mundo del cómic? ¿Crees que son mundos que tienen algún tipo de relación?

- R.: La relación del cine con los tebeos es siempre nostálgica en mi caso. Por un lado por Will Eisner y la manera que tenía de construir sus historias de una manera espectacular pero en las que el personaje principal, el protagonista, era lo menos importante. Todo lo que pesaba en la historia eran los secundarios y los escenarios. Lo relaciono mucho con el cine clásico.
La segunda es porque cuando era niño, de manera inconsciente hacía un dibujo de cada película que veía.
Creo que hago cómics porque era la manera más barata (y a mi alcance) de hacer lo más parecido a una película. Cuando crecí me di cuenta que los cómics eran más extensos y potentes como lenguaje. Exige una colaboración autor/lector que me alucina hoy en día.

Kike Infame, que últimamente está que no para, entrevistó a Javier Rodríguez en bilbao24horas.

——oOo——

- P.: Ya en “Hard Story” se veía una serie de temas que te interesan y que están presentes en “Mendigo” y posteriormente en “Hate Jazz”. Una predilección por el género negro y los ambientes sórdidos de clubs y unos personajes con un trasfondo oscuro. ¿Hasta qué punto intervienes con el guionista en esa clase de decisiones?

- R.: Esos temas siempre van a estar encima de mi mesa. Me siento identificado con lo fracturado, con lo fuera de sitio. Saqué muchas fotos a ese Madrid, el de los bares, las putas y los mendigos. Muchas referencias visuales de “Hard Story” y “Mendigo” están allí. El guión lo hicimos entre los dos, aunque mi amigo definió los diálogos. Quedábamos en cafés y todo pasaba porque el libro quedase mejor de lo que cada uno por separado pudiese lograr. Claro que nos hubiera gustado hacerlo más extenso pero solo podían ser 46 páginas. Era más interesante lo que queríamos haber hecho pero el resultado a mí me terminó gustando y en el fondo lo que buscábamos era contar algo y hacernos un pequeño hueco.

Para el mismo sitio, Kike Infame también entrevistó a Jorge González.

Y ya que estamos con González, atención a este Verkami que ha lanzado para editar un libro con sus sketches.

jorgegonzlezverkami

——oOo——

- P.: En la crisis de las revistas de los años 80 sí que había autores con ganas pero se quedaron sin plataformas para hacerlo ¿Crees que puede volver a pasar?
- R.: Sí que puede pasar. Además el número de autores ha crecido de un modo tan exponencial… Quizás haya que volver un poco a la autoedición, que ahora no significa exactamente hacer fotocopias, se puede subir a la web o lo que sea. Hay distintas maneras de hacer llegar los cómics que no son los tradicionales, el problema es que aún nadie sabe cómo sacar dinero de ello. Trabajamos de esto y tenemos que vivir de esto. Si no se puede nos dedicamos a otra cosa y se pierden talentos pero no sé que va a pasar, no tengo ni idea.
Ahora lo veo todo muy confuso y muy extraño. Yo mismo no tengo clara mi continuidad en esto. Sí seguiré haciendo cómics pero no sé que haré con ellos. Pero si hay que volver a la casilla de salida se vuelve. Yo ya he estado 2 veces en el underground y estoy dispuesto a hacerlo una tercera si hace falta. Esa es una lección que aprendí. Yo no voy a dejar de hacer cómics porque el mercado se hunda.

Terminamos con el amigo Infame recuperando la extensa entrevista que le realizó al maestro Max.

——oOo——

Has defendido la necesidad de premios y de becas para el reconocimiento y desarrollo del medio ¿Crees que el apoyo institucional se está quedando corto?

Sí, sí, siempre ha sido corto. Y ahora más. La única beca específica para cómic, que era la Alhondiga de Bilbao, se la han cargado. Ahora mismo no hay becas específicas para cómic y tienes que recurrir a becas para el arte en general. Ahí compites siempre en desventaja con los pintores, por ejemplo, creo yo. Porque todavía existe esa mentalidad de que la pintura es más arte que el cómic. Y claro, sin becas es muy complicado que los jóvenes puedan desarrollarse como autores. Y por el otro lado los premios están bien porque significan un reconocimiento a una obra y ayudan como promoción. Si además hay monto económico de por medio pues perfecto para el autor. El cómic es un poco como la literatura: es decir, el noventa y cinco por ciento de los autores malviven vendiendo mil ejemplares de sus libros. Así que cuando te dan un premio con pasta al menos te facilitan pagar las facturas unos meses.

Más Max: la revista digital JotDown ha publicado esta misma semana otra entrevista, ésta a cargo de Iván Galiano y Ricardo J.G.

Max-para-Jot-Down

——oOo——

Seguimos con entrevistas (ya os dijimos que veníamos bien provistos), las siguientes a dos figuras claves del cómic feminista underground.

¿Esto se corresponde al momento en el que todos los autores de cómics underground, que entraron en cierto modo de manera masiva, empezaron a estar pasados de años, viejunos?

Sí, mucha gente pensó que el cómic underground estaba muerto. En los años 70 hubo una primera ola, muy buena e interesante. Y después, como con todos los fenómenos, hubo una oleada de chicos que recogieron el testigo para aprovechar el filón. Sacaron cosas de peor calidad con las que querían engancharse al éxito que tenía el underground. Nosotros sin embargo seguimos trabajando con artistas de calidad, como Bill Griffith, Art Spiegelman, Gilbert Shelton… Es por eso que en 1981 Robert decidió empezar Weirdo, porque se necesitaba aire fresco. Fue el comienzo de otra época: Weirdo y RAW ya fueron los años 80.

La primera se la hace Caroline Dumocel a Aline Kominsky-Crumb para Vice.

¿Cómo era la escena de cómics en la que te movías en los setenta?

La escena de cómics underground de San Francisco a comienzos de los setenta era una especie de club de hombres. Al principio 
solo había dos mujeres dibujando cómics: yo,
 y una mujer llamada Willy Mendes. Las cosas comenzaron a cambiar poco a poco en 1972 cuando un grupo de mujeres, incluida yo, formaron el Wimmen’s Comix Collective. En cuanto empezó Wimmen’s Comix, recibimos propuestas de mujeres de todo el país, y lentamente se fue creando una red de mujeres dibujantes de cómics. Ahora, por supuesto, hay más mujeres dibujando cómics que nunca.

Y la segunda corre a cargo de Jessica DeCamp y tiene como protagonista a Trina Robbins. Se ha publicado recientemente en el blog de la AAC.

——oOo——

Terminamos con el capítulo de entrevistas.

Abriendo fuego, ¿se puede vivir del cómic?

Sí, poder se puede, claro, pero es complicado y si quieres vivir exclusivamente de ello, seguramente te toque recurrir a mercados extranjeros y a menudo sólo lo consiguen unos pocos. Pero lo mismo pasa en otros campos artísticos, donde lo más frecuente es combinarlo con otros trabajos. Yo no vivo exclusivamente del cómic, sino que lo compagino con trabajos de ilustración.

Álvaro Ortiz entrevistado en Join Magazine.

¿Cómo fueron los años ochenta en Valencia?
V.- Sórdidos, pero tenían su encanto para alguien joven como yo por entonces. Es una época de muchos contrastes. Visitaba museos y estaba solo en ellos, como ahora. Me gustaba la vida de los bares, los pequeños locales; quedaba con amigos, hacíamos publicaciones. Me gustaba mucho caminar y recorrer la ciudad. Caminar por el perímetro de la ciudad. Andar hasta allá donde acaba la última casa y empieza la huerta. Hace mucho tiempo que no hago ese camino. Ahora es muy difícil, pero hubo un tiempo en que sí era posible darle la vuelta a la ciudad por sus bordes. Comentando esto con Micharmut, me dijo que él tenía previsto, precisamente, un proyecto similar, pero con la idea de plasmarlo en dibujos. Se iba a bares de las afueras a dibujar a la gente que vivía en aquel lugar como habitantes de un país extraño. Y despertaba mucha curiosidad entre los vecinos. Ver a alguien dibujar, en un lugar público, es algo raro. Lo normal es pensar que eso lo hace en su casa. Y despertaba muchas suspicacias. Incluso, me contó, que en algún sitio le tiraron piedras (risas). Así que se hizo unas tarjetas como presentación para que le dejaran dibujar tranquilamente. Decía que estaba haciendo un estudio para la Generalitat Valenciana (risas) y que ése era su trabajo oficial, dibujar. Al parecer, cuando la gente oía lo de Generalitat Valenciana le respetaban más.

En Verlanga Rafa Rodríguez Gimeno entrevista a los responsables de la editorial Media Vaca.

——oOo——

Cambiamos de tercio, pero no demasiado: autores de cómic reflexionando sobre el medio y la industria. Muy bien. Lo han hecho Max Vento (1, 2 y 3) y Rayco Pulido.

——oOo——

Seguimos haciéndonos eco de la publicación de un libro curioso: Ciencia y superhéroes. Gracias a Ed Carosia por darnos el aviso.

cienciaysuperheroes

——oOo——

La revista digital sobre historieta Tebeosfera está ya inmersa en su número 12, cuya primera portada está dedicada al cómic biográfico, pero que según nos indica Félix López tratará temas diversos, desde el cómic andaluz hasta el humor gráfico.

——oOo——

Un artículo sobre el trabajo en cartelería e ilustración de Gallardo y otros dibujantes de los 80, con abundante material gráfico y tan interesante como en su autora es habitual, Sra. Absenta.

coca cola pulp art_1992

——oOo——

Vamos a descansar de tanto texto con tres galerías de imágenes.

La primera del artista Mike Alcantara, que ha realizado varios collages partiendo de páginas de cómics, con resultados en algunos casos espectaculares.

collagespiderman

La segunda es de ilustraciones de Jeffrey Veregge, que dibuja a varios personajes del cómic americano con un estilo inspirado en el arte indígena.

La tercera es Wombastic, un tumblr iniciativa de la AAC, que recoge ilustraciones y cómics contra la reforma de la ley del aborto.

——oOo——

Un par de cómics on line que han ido apareciendo estos meses.

Empezamos con una maravillosa locura obra del inquieto Martín López Lam: Chemtrail, un cómic abstracto que expande el concepto de webcómic a lo bestia. También hay versión en papel.

Ventrílocuo Joe es un nuevo webcómic obra de Borja Crespo y Rober Garay que según sus autores “rinde tributo al horror vacui”. Damos fe.

——oOo——

Un vídeo con una breve entrevista a Paco Alcázar y Manuel Bartual sobre su participación en Tracking Bilbao

——oOo——

Llegamos un poco tarde, pero queremos dejar constancia de que en la web de RTVE puede verse gratis la adaptación al cine de Arrugas, además del interesante debate posterior.

——oOo——

Y terminamos por hoy con una foto de Peter Arno molando. La hemos encontrado junto a un par más aquí.

Arno

¡Hasta la próxima!

2 comentarios

  1. Gracias por la “bala”, Gerardo, solo aclarar que el número 12 de Tebeosfera no será monográfico, hemos dedicado nuestra primera portada al cómic biográfico pero en la segunda, recién estrenada, tratamos la historieta andaluza, y luego hablaremos de la sátira y de humor gráfico, de bande dessinée, cómic estadounidense, historieta argentina… un poco de todo, vamos!

  2. Gracias por la información, Félix, corrijo el texto ahora mismo.

    Un saludo.