Reseñas — 18 septiembre, 2013 at 9:00 am

Libertad para lo mío (Juarma López)

by

Portadaweb

Libertad para lo mío (Juarma López). Ultrarradio, 2013. Rústica. 23,5 × 16 cm. Color. 64 págs. 8 €

Eusebio el Clenchillas es el personaje más conocido, y también el que más ha cultivado, del autor granadino Juarma López, uno de los referentes del panorama underground actual tanto por su trabajo como por su forma de entender su labor autoral y su actitud ante el panorama editorial. Libertad para lo mío es una recopilación de las viñetas aparecidas en diferentes publicaciones.

Eusebio es un tipo de chiste, quien más quien menos conoce a alguien así, al menos en los pueblos y en ciudades no demasiado grandes. Se trata del típico personaje que ha sido una celebridad local y que ha acabado en un trabajo anodino al que se agarra como si la vida le fuese en ello. Eusebio fue jugador del Granada CF a finales de los noventa y a partir de ahí su vida ha sido una caída a un pozo sin fondo. Pero no nos engañemos, Libertad para lo mío no es un drama social de clase que intenta mostrarnos las injusticias del mundo a través de una especie de realismo mágico de clase obrera. Lo hace, pero a través del humor, denostando al personaje principal y a su entorno. Aunque si algo caracteriza el humorismo de Juarma es que es tan cafre como poético.

juarma

El formato de chiste, gag o historias cortas –recordemos que lo más extenso que ha publicado es el imprescindible Todos los poemas hablan de ti (que forma díptico con Sois todos tontos de José Tomás)– favorece tremendamente sus composiciones narrativas, que guardan similitudes con las estructuras de la poética, y no en vano el autor previamente había escrito poesía. Se trata de una combinación en la que se dan la mano las formas de la lírica con las del chiste para tratar temas relacionados con las drogas, la prostitución o las desigualdades sociales. Cuestiones que aborda desde una aparente chabacanería que en el fondo es una apuesta por lo salvaje, lo feista y lo naif, representado en el dibujo y el tratamiento del color, premeditada. Y que a su vez busca apartarse de esa extraña idea de que la calidad en la narrativa gráfica tiene que estar vinculada a un dibujo con la realidad estética como referente. En el caso de Juarma la realidad también lo es, quizás no en lo estético, sino como sujeto para la reflexión.

Esta estructura encierra cierto toque surrealista que se apoya en un dibujo naif tratado con colores básicos que proporcionan un aspecto infantilista, dando lugar a una serie de articulaciones: utilizar temas ajenos a esas estéticas apoyado, en ocasiones, en estructuras anarrativas. Como resultado tenemos a Eusebio, un personaje que tiene una forma de ver y entender el mundo completamente deformada, básicamente por el consumo masivo de drogas y por un entorno desnaturalizado del que el forma parte como un engranaje destinado a perpetuar dichas dinámicas sociales.

Libertad para lo mío junto con Carita de gitano con Sida, también editado por Ultrarradio, son los mejores exponentes de un autor que poco a poco va creciendo y convirtiéndose en uno de los mejores exponentes del humor gráfico patrio.

Etiquetas

1 comentario

  1. Me encanta el sentido de humor que tiene este comic y los dibujos muy expresivos, saludos