Artículos, Obituarios — 26 mayo, 2013 at 3:47 am

Fallece Jordi Bayona

by
Antoni Guiral nos comunica el fallecimiento a la edad de 82 años de Jordi Bayona, uno de los nombres importantes vinculados a la editorial Bruguera. A continuación reproducimos algunos textos de Guiral sobre Bayona. El primero de ellos apareció, parcialmente, en su libro Cuando los cómics se llamaban tebeos, aunque aquí se muestra una versión ampliada. Lo acompañan declaraciones del propio Bayona recogidas por Guiral. En primer lugar, declaraciones de Bayona sobre el origen de Sir Tim O’Theo, y a continuación una fotografía y un texto que se publicaron como prólogo en Los tebeos de nuestra infancia, otro de los libros teóricos de Guiral.

———oOo———


Jordi Bayona (Vic, abril de 1931-La Floresta, 25 de mayo de 2013), guionista, periodista, dramaturgo, cineasta, técnico editorial y escritor. Pero antes de todo ello, ejerció de mecánico de motos hasta 1954 y participó en las 24 horas motociclistas de Montjuïc en 1955 y 1956. En los años sesenta fue miembro activo de grupos teatrales como La Pipironda  y El Camaleó. “Todos hacíamos de todo en estos grupos”, me aseguró Bayona; “para La Pipironda escribí una obra que se titulaba Los espabilados, y Víctor Mora otra, La oficina siniestra; también montamos una versión de Fuenteovejuna“. Entre 1963 y 1983 dedicó su vida profesional a Editorial Bruguera, ejerciendo de redactor de revistas (Ven y Ven, Suplemento de Historietas de El DDT, El Campeón de las Historietas, Bravo y Mortadelo), traductor (Aquiles Talón y Blueberry) y redactor jefe; “Era el adjunto de González, pero sólo hablábamos de política; él, sobre todo, era antifranquista. Yo repasaba los originales dando indicaciones a los dibujantes, pero no de las historietas cómicas, éstas las revisaba en persona el Sr. González”. En 1969 se convirtió en el impulsor de una revista que rompería moldes en la Bruguera de la época: Gran Pulgarcito. Así me contó la rocambolesca historia de su nacimiento: “Nació a raíz de la compra de material de la revista francesa Pilote, porque en aquel momento Pilote era una revista de gran tamaño, de ahí la idea del formato de Gran Pulgarcito. Víctor Mora estaba en aquellos momentos en París, y yo era su contacto; recibía sus guiones de El Capitán Trueno. Me enviaba cosas desde allí, ejemplares de la revista Pilote. Le dije al Sr. González que aquel material era muy bueno, sobre todo las historietas de Astérix. Perich y yo le hicimos un informe a González, y él respondió que aquello no interesaba, que era material muy francés, que no interesaría en España”. Pero la vida da muchas vueltas, y a veces es un pañuelo: “Montse Bruguera, una de las hijas de Francisco Bruguera, que era dibujante, hizo un viaje a París y en un quiosco compró un ejemplar de Pilote, ya en formato revista, más pequeño. Le entusiasmó, se lo enseñó a su padre y le convenció”. Bayona, como redactor jefe, coincidió en Bruguera con redactores y directores de revistas tan notables como Vidal Sales (Pulgarcito), Armando Matías Guiu (Fans y Bruguelandia) y Perich (Tío Vivo). En 1978 vivió unos meses en México, encargado por Bruguera de editar allí revistas como Mortadelo o Los Cuates (Zipi y Zape). A su regreso, él mismo explica las que fueron sus últimas iniciativas para Bruguera: “Produje series como La historia vista por detrás, Firmado por y Tirant lo Blanc. El argumento de Tirant lo Blanc era de Maria Aurelina Campmany, el guión de Andreu Martín y los dibujos de Jaume Marzal. Se quedó en el tintero una iniciativa parecida a Firmado por (adaptación al cómic de novelas) pero basada en obras de teatro, de las que ya había unos primeros dibujos de Florenci Clavé. Incluso contactamos con el agente de Fernando Fernán Gómez para que hiciera el spot publicitario de esta colección para la televisión”. Aún para Bruguera escribió guiones para diversas series, entre las que destacan El Capitán Trueno, Mike Palmer, detective privado y Jimmy Bananas.

Imitando a prohombres del Renacimiento, en los años setenta y los ochenta, no satisfecho con su currículum, se dedicó al cine, escribiendo guiones y dirigiendo varios cortometrajes, como Cascar el huevo (1975), y dos largometrajes: Puta Pela (con guión de Andreu Martín y con Ovidi Montllor como actor, 1981) y Material urbà (1987). Last but not least, como dicen los ingleses, empezó en los años noventa una carrera literaria, siendo finalista del premio Ramón Llull de narrativa catalana, y publicando en 2003 el libro La noia de la tricolor (Pagès Editors), narración basada en una fotografía de 1931 que muestra a una chica montada en un bólido por las Ramblas barcelonesas y ondeando la bandera de la República, que fue primer premio Novela Corta de la Universitat de Lleida. En 2011 fue publicada su novela Persistència del mal (Montflorit,), un crudo relato sobre la supervivencia que surge de la recuperación de los diarios personajes de una pareja de alemanes, Joachim y Leni, realizada por dos escritores que ordenan y transcriben una muy veraz historia de amor, intolerancia, odio y memoria histórica.

 

El nacimiento de Sir Tim O’Theo

“Raf era de los que entregaban siempre a tiempo. Recuerdo que una semana no me trajo el material para Gran Pulgarcito; me dijo que tenía algo empezado pero que como no le gustaba, lo había roto. Y me dejó una media página, que era para tirar a la papelera. No había ni guión ni nada, pero vi a dos personajes que Raf quería incluir en alguna de sus series, no sé si en Manolón o en Campeonio o en cuál; el caso es que no le gustaron y había roto la página, que yo recompuse con cinta adhesiva. No sé en qué momento, pero se me ocurrió que aquellos personajes podrían tener vida propia, que podrían llamarse como los de la revista Flechas y Pelayos, Pat Oso y Tim Orato. Me parece que encima mismo del original escribí la idea de los nombres y de que podían ser un Lord y su mayordomo. Cuando volví a ver a Raf le dije que ahí tenía unos personajes para él; la idea le gustó”.

 

FotoJordiBruguera


FOTO DE FAMILIA

Esta foto fue tomada un día cualquiera de la década de los sesenta en la Redacción de Bruguera, durante el habitual receso de después de comer. Las ventanas que daban a la calle Camps i Fabrès quedan a espaldas del fotógrafo, quizá Armando Matías Guiu.

El primero a la izquierda, José Antonio Vidal Sales; la mano en el ángulo inferior derecho pertenece a Antonio Turnes; el de la derecha con gafas es Jaime Perich; detrás de él, Julio Fernández, y a su lado, con bigote, Jordi Bayona. Parece tomada mientras Perich y Vidal mantenían una conversación. Vidal es el único que descubre al fotógrafo. Jordi Bayona


 

3 comentarios

  1. Una entrevista reciente que le hicieron a Jordi Bayona sobre su etapa en Bruguera:

    http://mortadeloyalgomas.blogspot.com.es/2010/07/entrevista-jordi-bayona.html

    Allí se cuenta que él es el autor del diseño de la emblemática cabecera en forma de “ese” de la revista Mortadelo (que luego sirvió de inspiración para la de la actual revista Malavida).

    Según cuenta también allí:

    >>ya había prestado mi imagen para el personaje y la cabecera del “Sheriff King”>>

    Es decir, una foto de un joven Jordi Bayona acompañó esta otra cabecera:

    http://2.bp.blogspot.com/-O4c7aSc2L34/Tmkg-YhRThI/AAAAAAAADyU/rEmFtu5JPdA/s1600/Bayona%2Bes%2BKing.jpg

    Sacada de aquí:

    http://ricardovigueras.blogspot.com.es/2011/09/tebeoteca-el-sheriff-king.html

    Sobre otras facetas de su vida (cine, teatro…) el propio Jordi Bayona se explica en los siguientes vídeos en catalán:

    http://www.memoro.org/es-ca/testimone.php?ID=655

    Saludos

  2. Pingback: Ha muerto Jordi Bayona

  3. Acabo de enterarme ahora mismo del fallecimiento de Jordi Bayona, estoy consternado y emocionado…como no sabía nada, le escribí un correo la semana pasada, contándole las últimas noticias, sobre el éxito de su último libro entre mi gente y otras cosas…al no tener respuesta, ya que él solía responder a vuelta de correo, y temiendo algo, he escrito su nombre en Google y ví la terrible noticia…Consternación total…para mí Bayona fue mi puerta de entrada en Bruguera,mi maestro y mi guía durante muchos años, nunca dejamos de estar en contacto…Bayona fue el gran artífice de la mejor época de Bruguera, el creador de la mejor revista: El Gran Pulgarcito, y todas la secuelas que siguieron, y un gran enamorado del dibujo de Raf, a quién animó ,en esa época, a crear Campeonio y Sir Tim, y utilizaba su habilidad para provocar divertidos “piques” entre Ibáñez y Raf para que se superaran mutuamente, y esa fue la mejor época de Gran Pulgarcito, a quien se unirían Vázquez, Segura, Ambrós y otros genios…Gran conocedor y amante del cómic franco-belga y especialmente de la revista Pilote. Personalmente, como ya he dicho, fue mi guía desde el principio, y nuestra relación duró hasta el final, hace unos meses me envió su última novela, una novela corta, magnífica por cierto. Guionista de cómic, de cine, novelista, director de cine, traductor, amante de las motos, siempre con cierto aire rebelde….Todavía me es difícil hablar de él en pasado, aunque siempre estará presente entre quienes lo conocimos: medio catalán medio austríaco, era una extraña mezcla de pasión mediterránea y cierta frialdad germánica…en fin Jordi, hasta siempre!! no sé que más decir en este momento, a no ser expresar el gran sentimiento de pérdida que siento, así como
    una inmensa gratitud… Hasta siempre Jordi!!!!