Entrevistas — 18 septiembre, 2007 at 12:10 pm

Entrevista con Joe Sinnott

by

sinnott_estudio.gif


Joe Sinnott (New York, 1926) es una leyenda viva de la era dorada de los cómics Marvel. Aunque también ha trabajado como dibujante, se le recuerda principalmente como entintador, o embellecedor, como a él le gusta denominar su profesión, principalmente de los lápices de Jack Kirby en la mejor etapa de Los 4 Fantásticos. Tanto es así, que cuando Kirby abandonó Marvel para trabajar en DC, el sello de distinción del estilo gráfico de Marvel pasó de ser el Rey a ser el propio Sinnott. Se comenta incluso que los famosos “puntitos de energía” que dibujaba Kirby (los kirby-dots o kirby-kracles) fueron ideados por Sinnott y posteriormente adoptados por el Rey.

420_jscharacaturedesk.jpg


A lo largo de más de 50 años, Joe Sinnott ha sido uno de los puntales sobre los que se ha sustentado la Casa de las Ideas, habiendo entintado prácticamente todos los títulos importantes de la compañía. Comenzó a trabajar dibujando fondos para los cómics de la compañía Dell entre 1948 y 1950, y su primer trabajo como dibujante en solitario llegó a finales de 1950. Posteriormente conoció a Stan Lee, lo que marcaría para siempre su relación de artista casi exclusivo para Timely/Marvel, realizando historias de todo tipo, desde westerns hasta relatos bélicos. A pesar de su buena relación con Lee, durante la época de crisis en la indistria del cómic que se vivió a finales de los años ’50, Sinnott fue contratado para trabajar de “negro” para DC, o en otras compañías como Harwyn Publishing o George Pflaum’s Treasure Chest. En los ’60 reanudó su relación con Marvel y en 1961 entintaría su primer número de Los 4 Fantásticos, con la presentación del Dr Muerte. El resto, como suele decirse, es historia, pero conviene señalar que a sus 80 años Sinnott sigue en activo entintando las tiras diarias de Spider-Man.

420_thingdrawingboard.jpg


Recientemente, Bob Andelman, historiador del cómic y autor por ejemplo del libro Will Eisner: A spirited life (M Press, 2005) mantuvo una conversación telefónica con el autor que amablemente nos ha permitido traducir, donde además de hacer un repaso del trabajo de Sinnott en solitario se revelan detalles sobre su relación con Stan Lee y Jack Kirby realmente interesantes. La entrevista original (que también se puede escuchar a través de un archivo en mp3), haciéndo clic en el siguiente logo:

mm-just-type.gif


Empecemos con un punto de información general. ¿Qué es lo que realmente hace un entintador, y cómo le explicas tu profesión a los profanos?

Bueno, en realidad es lo único que he hecho en mi vida. Dibujo desde que tenía 3 años, puedo recordar, y es la única cosa que sé hacer. Todos mis hermanos eran capaces de construir casas, podían hacer todo eso. Yo no era capaz de clavar un clavo, pero podía dibujar, y dibujaba todo el tiempo. Dibujaba en bolsas de papel, en cualquier cosa que tuviera. Las cosas eran duras, creciendo en los años ’30, pero lo hicimos bastante bien, y a largo plazo supongo que fue rentable.

¿Cuál es la diferencia, para alguien que no lo sepa, entre alguien que hace los lápices y alguien que entinta?

Bueno, hay muchas formas de hacer los lápices, Bob. Hace años, la mayoría de los artistas solían dibujar detalladamente y completar los lápices, poner los negros y todo, y degeneró hasta el punto de que muchos artistas hacían unos lápices esquemáticos, como un pequeño boceto, y el entintador, si era capaz, debía terminar el dibujo. Así que realmente [el entintador] era un terminador. No todos los artistas pueden hacerlo, pero algunos pueden y, afortunadamente, yo era capaz. Por supuesto, durante los primeros 12, 13 años que estuve en Marvel, hice mis propios lápices y tintas, y así es como me gustaba hacerlo. Pero era un mundo diferente, en aquel entonces.

¿Cuándo cambió eso para ti? ¿Cuándo dejaste de centrarte en los lápices?

Bueno, empecé en Marvel en 1950 con Stan Lee. Era Timely Comics en aquellos tiempos. Y sobre 1961 Jack Kirby no hacía su propio entintado, y [Stan Lee] me preguntó si yo podía colaborar haciendo algo de Jack Kirby. No podía encontrar a nadie para entintarlo, así que lo entinté yo, y a Stan le gustó bastante. Le gustó la combinación. Así que progresó a partir de ahí, simplemente con Stan enviándome más material de Jack Kirby, y pensé que era capaz tanto de hacer tanto entintado como de dibujar, así que procedí a entintar básicamente por Stan. Por supuesto, tenía otros trabajos, Treasure Chest y Dell y lo que sea, y ahí hacía mis propios lápices y tintas.

atlashorror.jpg


Me preguntaba si en realidad eras capaz de hacer tanto tintas como lápices. Habría dicho que no, pero por lo que dices, supongo que podías.

Parecía que podía, tal vez porque era más rápido como entintador que como dibujante. Muchas veces, cuando dibujas tienes que documentarte mucho y cosas así que te llevan algo de tiempo, pero eso nunca fue un problema para mí. El entintado llegó con mucha facilidad.

¿Cómo son de diferentes las tintas de una persona de las de otra? De nuevo, si estamos describiendo esto para gente que realmente no está familiarizada con el tema, alguna gente simplemente pensaría “oh, entintar, simplemente coges un rotulador y pasas sobre los lápices de otro”, pero es más que eso, ¿verdad?

¡Espero que no! No, a lo largo de los años me he dado cuenta de que he añadido mucho a cualquiera con el que estuviera trabajando, y estoy seguro de que muchos de mis amigos te dirían lo mismo. Algunos entintadores, debo decir, por así decirlo entintan sobre las líneas que ha trazado el dibujante, y otros entintadores tienen que hacer mucho de lo que llamamos dibujo acabado. Tenemos que terminar el dibujo. Algunos dibujantes no ponen ningún negro ni detalles, y eso tiene que hacerlo el entintador. Está, como he dicho, terminando el dibujo. Está completándolo. Está añadiendo. Es un embellecedor.

600_galdoom.jpg


¿Cuál crees que es la diferencia entre los dibujos que entintabas en los primeros ’60, el principio de la auténtica Era Marvel, y hoy en día? ¿Han cambiado?

¡Oh, mucho! Por supuesto, siendo de la vieja escuela, prefiero el método antiguo. Creo que hoy en día las cosas son demasiado técnicas y efectivas pero carentes de emoción, y no tienen el aspecto que debería tener un comic-book. Eso es lo que yo creo. Por supuesto, en los viejos tiempos todo el mundo hacía el mismo tipo de dibujo. Las reproducciones eran básicamente las mismas, pero tenían el aspecto de un comic-book. Tenía el aspecto clásico. Prefiero a Kirby, los Buscema, Colan, los Romita. Era simplemente genial. Era estilizado, pero era un dibujo realista, mientras que hoy en día es difícil decir como habría que llamar al nuevo método. Estamos muy influidos por los japoneses hoy en día, como sabes. No son mis preferidos.

¿Han tenido algo que ver los cambios con las mejoras en la tecnología de la impresión? Obviamente hay una mejor impresión hoy en día que la que había hace 40 años.

Estoy seguro de que ha habido un gran cambio en la impresión, obviamente, Por supuesto, tenemos mejor papel, pero sin embargo los viejos cómics tenían ese sentimiento de viejos comic-books. Mucha gente que conozco, especialmente gente de mi edad, ciertamente prefiere el viejo estilo clásico y reproducción de los cómics.

msmarvel_cover.jpg


Creo que una de las cosas en las que pienso cuando pienso acerca de tu trabajo en los años ’60, particularmente trabajando con Kirby, es que la línea era más pesada, parecía una línea más gruesa, más pesada en aquellos cómics que quizás la que veríamos hoy o quizás incluso en otros cómics. ¿Estoy equivocado?

Creo que estás en lo cierto al respecto. Mirando atrás, sé que, cuando trabajaba con Kirby en particular, usaba una enorme cantidad de pincel y, ciertamente, con un pincel tienes una línea más pesada. Pero el trabajo de Jack casi demandaba un pincel, porque tenía grandes, gruesos trazos de lápiz, y generalmente cuatro, cinco viñetas como mucho por página. Y realmente podías hacer grandes dibujos, y podías meterte ahí con un pincel y dejarte llevar. No es como hoy en día cuando entinto la página dominical de Spider-Man para Stan y King Features. Uso una cantidad enorme de plumilla. Los dibujos son tan pequeños y se reproducen a un tamaño tan pequeño que tienes que usar un montón de plumilla porque el pincel es demasiado grande, y las líneas se volverían demasiado pesadas.

Ya habías trabajado en los cómics durante 10 u 11 años para cuando el primer número de Los 4 Fantásticos se cruzó en tu camino. Habías visto a los superhéroes irse, a los Westerns llegar, cosas así. Cuando te llegaron Los 4 Fantásticos, ¿qué pensaste? ¿Pensaste que era otro cómic de monstruos? ¿Fue algo grande en su momento, o fue sólo otro encargo?

Para nada fue algo grande. Cuando me llegaron Los 4 Fantásticos en el número 5, nunca había oído hablar del cómic. Pero en cuanto vi a los personajes, dije: “Jesús, que personajes tan geniales”. Por supuesto, en esos días, como sabes, a lo largo de los ’50 y los ’60 siempre estábamos buscando una nueva tendencia. Tuvimos la Guerra de Corea, luego tuvimos los cómics de horror, tuvimos romance, tuvimos ciencia-ficción y luego tuvimos los cómics de monstruos a finales de los ’50 y principios de los ’60. Y luego, cuando Stan salió con unos cuantos superhéroes, no pensamos más en ello. Pensamos, incluso sobre Spider-Man, simplemente pensamos que era otro personaje, que pronto se apagaría y estaríamos haciendo alguna otra cosa. Ciertamente, como sabes, enganchó y despegó.

ff5_cover.jpg


Creo que tengo que… por lo que has dicho, tengo que corregir algo que he dicho yo. En realidad tu llegaste a Los 4 Fantásticos en el número 5, no en el primer número.

Eso es. La presentación del Dr Muerte.

¿Cómo empezó a cambiar toda la percepción de la industria en la estabas trabajando a principios de los ’60, a medida que esos cómics cobraban la vida propia que no habían tenido?

Fue algo bastante evidente. Muchas de las editoriales de cómics –se estaban cerrando editoriales en aquel entonces- se concentraron en serio en los superhéroes. DC, por supuesto, con su Liga de la Justicia, y Batman y Superman y tal. Los recuperaron a todos. Lo mismo para Marvel, sólo que Marvel creó más personajes. Por supuesto, teníamos al Capitán América y unos pocos así, pero básicamente fueron todo superhéroes nuevos. Creo que Stan se sorprendió de que fueran tan populares.

ff51splash.jpg


Y Stan creó una especie de culto a la personalidad alrededor de cada persona que trabajaba en aquellos cómics, ¿no?

Sí, ciertamente lo hizo.

¿Cómo fue eso de diferente en comparación con la forma en que la industria había operado una década antes?

Bueno, eso es bastante difícil de decir, Bob. Realmente no sabría como enfocarlo, a decir verdad.

Stan te apodó “Joltin’” Joe Sinnott, pero había un apodo antes de eso, ¿verdad?

Sí. Me llamó “Jovial” Joe.

¿Te sorprendió la primera vez que apareció?

No, en realidad no. No sé de dónde lo sacó, pero “Joltin’”, podía entenderlo, porque estoy seguro de que estaba influido por Joe DiMaggio. Y yo solía hablar mucho sobre baseball con un amigo mío que trabajaba en la oficina de abajo, Jack Abel, un individuo con mucho talento.

A finales de los ’60 y principios de los ’70, los cómics desarrollaron un culto a la personalidad. Fue una época de cambios. La gente ya conocía tu nombre, sabía lo que habías hecho, conocían a otra gente. No era sólo una cuestión de comprar tu cómic favorito, buscaban los nombres de la gente y los reconocían, ¿verdad?

Oh, eso creo. A menudo escucho a la gente decir: “era seguidor tuyo”, por así decirlo, y: “buscaba tu trabajo al principio de la época de los superhéroes, al principio de los ’60, ’61, ‘62”. Recuerdo, muchos años atrás, la primera carta de un fan que tuve, en 1953, creo que fue, y ese muchacho de Connecticut me escribió y me decía lo mucho que le gustaba mi personaje, Arrowhead. Era un indio renegado. La ley siempre le perseguía, pero el siempre estaba ayudando a aquellos que tenían problemas. El cómic duró muy pocos números, y realmente lo disfruté [NdT: En realidad, Arrowhead se editó en 1954, y la colección sólo duró 4 números]. Ese chico me escribió y me dijo cuánto le gustaba Arrowhead. Al final hicieron una película, y Charlton Heston interpretó a un personaje llamado Arrowhead, y además, era un indio. Fue un cómic con bastante éxito para los años ’50, y he guardado esa carta durante todos estos años.

En la última carta que recibí de él, decía que se iba a Corea. Esto fue durante la Guerra de Corea. Bueno, nunca volví a tener noticias suyas. Fue interesante, porque pensé que tal vez le había ocurrido algo durante la guerra, y yo había perdido su dirección. Pero de todas formas, hace como dos años, recibí una carta de una mujer de Connecticut, y decía que era la esposa de esa persona que yo había conocido cuando era un muchacho y me decía que estaba muy enfermo. No tenía esperanza de vida. Su enfermedad era terminal, así que reuní algunos de los viejos dibujos de Arrowhead que había hecho hacía muchos años y se los envié a Roland. Por supuesto, él no pudo contestarme. Fue consciente de que los tenía y todo eso, y murió una semana después. Estoy seguro de que hice su último par de días bastante feliz, porque él amaba a ese personaje.

ah01.jpgah02.jpgah03.jpgah04.jpg


Qué historia tan maravillosa. Qué gran historia. Ahora me gustaría preguntarte, tú has tenido una relación de negocios con Stan durante 57 años. ¿Cómo era de diferente el Stan de los años ’50 respecto al hombre que, este año, presenta un programa de televisión semanal?

No veo ni la más pequeña diferencia.

¿En serio?

Oh, sí. Stan fue siempre el alma de la fiesta, por así decirlo. sí Stan estaba en una habitación con un millar de personas, él destacaba. Gran sentido del humor. Ahora ha perdido un poco de memoria, pero incluso en aquellos tiempos no era conocido por su memoria. Tremendo sentido del humor. Me gustaría poder contarte alguna de las historias, porque cada vez que se me reconoce por mi trabajo, Stan me envía una pequeña nota. Las he guardado todas. Tengo cientos y cientos de notas y cartas de Stan. Algún día, harán un buen libro, creo. En serio, no creerías el sentido del humor que tenía. Siempre con una sonrisa. Si alguna vez ves una fotografía de Stan, será con una enorme sonrisa.

Aunque bueno, también podía ser duro. Sabía lo que quería, y lo esperaba. Ciertamente me ayudó de muchas, muchas formas. Desde el mismo principio, recuerdo cuando yo era sólo un muchacho recién salido de la escuela, me dijo: “Joe, sea lo que sea lo que hagas, exagéralo todo”. Me dijo: “Lo quiero todo exagerado”. Eso era para lo que él vivía.

stanleetelegram.jpg


¿Qué hay de Kirby? Obviamente recibías páginas suyas. Y sé que aunque Stan desarrolló esa idea del “Marvel bullpen”, había algunos tipos que trabajaban en la oficina, pero la mayor parte trabajaba desde casa, de modo que no os veíais unos a otros tan a menudo.

No. La mayoría de los tipos que hacían los cómics trabajaban en casa. El equipo, por supuesto, estaba compuesto por mucha gente. Lectores de pruebas, gente que hacía correcciones, cosas así. Bueno, Romita, por supuesto, trabajaba en la oficina, y había otros pocos. Kirby, yo trabajé con Jack, oh, cielos, debieron ser unos 18 años, algo así, y nunca estuve con él. Nunca hablé con él por teléfono, ¿puedes creerlo? Marvel organizó una convención en 1972, fui y Marie Severin me presentó a Jack Kirby. Y no volví a verle, no volví a hablar con él hasta 1975. Hicieron otra convención, fui y nos encontramos. Pasamos tres días estupendos juntos. Después de eso, nunca volvía a hablar con él, ¿puedes creerlo?

Por supuesto, Jack se mudó a California y me dejaba una nota de vez en cuando si quería algo. Por ejemplo, si quería que sus personajes fuesen entintados, me pedía así si podía ayudarle y, claro, yo siempre lo hacía. Nunca hablamos sobre Los 4 Fantásticos. Nunca me dijo que le gustara cómo había hecho esto o que no le gustaba cómo estaba haciendo lo otro. Simplemente nunca hablamos sobre aquello en lo que estábamos trabajando, lo que es asomboso, creo.

sinnott_kirby.gif


Bueno, por usar el término Marvel, es realmente “astonishing”. Sólo os encontrásteis dos veces en todos esos años y, aun así, vuestro trabajo está tan estrechamente relacionado con esa época.

Nunca discutimos sobre el trabajo. Nunca.

Estoy alucinado. En serio.

Bueno, Jack y Stan solían escribir notas en las páginas el uno para el otro. Si Stan quería que se cambiase algo, o a Jack no le gustaba el modo en que se estaba contando una historia o lo que sea, pero cuando Jack me enviaba el trabajo a mí, nunca había siquiera una nota al margen diciendo: “Joe, puedes hacer esto de tal forma o esto otro de tal otra”? Y, por supuesto, mi hijo conoce todas las páginas que hicimos juntos. También me asombra a mí a veces, Bob.

¿Hay algunas personas a las que te sintieras particularmente cercano en Marvel en aquella época?

No, no. En realidad era bastante parecido a lo de Kirby. Me enviaban el trabajo y sabían que yo iba a haber hecho un trabajo completo, aceptable, cuando se lo devolviera.

ca_110_1969_steranko.jpg


¿Y dónde vivías en aquella época?

He vivido en Saugerties toda mi vida.

¿En serio?

Sí. Nací aquí en 1926, y fui a la Cartoonists and Illustrators School de New York durante unos tres años, creo que fue. Así que vivía en 74th Street con Broadway. Luego me mudé aquí a Saugerties cuando tuve un contrato en firme con Stan.

Y esa escuela a la que fuiste después se convirtión en la School of Visual Arts.

Eso es. Burne Hogarth fue uno de los directores.

Creo que he visto que Silas Rhodes falleció recientemente.

Oh, sí. Bueno, diría que fue hace dos o tres años.

¿De verdad?

Oh, espera un momento. Pensaba que querías decir Burne Hogarth.

No, no, no. Silas. Creo que he visto…

No sabía que había fallecido.

Creo que tenía 92 años o así.

Los tenía. Qué dinámico… Los dos lo eran. Increíbles. Ambos personajes tenían personalidades dinámicas. Por supuesto, Silas había estado en los Marine Corps durante la II Guerra Mundial, y yo habría odiado estar bajo sus órdenes, eso seguro. Él era un, ¿cómo lo llaman?, no un tirano, hay otra palabra.

dddd1.jpg


¿Tienes alguna buena historia sobre él?

Bueno, solíamos llamarlo “Rocky” cuando estábamos en la escuela. Ciertamente, andaba por allí todos los días. Ya te digo, tenía una energía enorme. Era una persona fuerte, y podías imagirnártelo en los Marine Corps. Contaba muchas historias, pequeñas historias. Recuerdo una vez que me dijo: “Joe, estás ganando peso. No es bueno. Es muy poco saludable.” Estoy seguro de que él era un tipo saludable, porque tenía la apariencia de de un levantador de peso. Y como acabas de decir, vivió hasta los 93 años, ¿no?

Sí, sí.

Es gracioso pensar que con todas las veces que hablé con él, esta es la cosa, bueno, dos cosas, que le recuerdo haberme dicho: “Joe, estás ganado un poco de peso”. Yo no me había dado cuenta, pero obviamente él podía verlo.

Otra vez, cuando estaba en la escuela solicitando el acceso, tenía mis pequeños rayajos a lápiz y tinta. Me sentía muy aprensivo por ello, porque pensaba que no eran lo suficientemente buenos para entrar en la escuela. Así que fui a ver a Silas Rhodes. Me hizo entrar, miró mi trabajo y dijo: “Joe, esto es realmente bueno para un principiante. Se lo tengo que enseñar a Burne Hogarth.” Y yo me decía a mí mismo: “Simplemente dice eso porque están teniendo problemas para obtener alumnos, y quieren asegurarse de que venga a la escuela.” Así que fui y le enseñé las muestras a Burne y, por supuesto, Burne fue y me dijo: “Joe, son bastante buenas para un tipo a tu nivel.” Yo quería ser ilustrador, así que quería tomar el curso de ilustración. Y Burne dijo: “No, Joe, tu eres un dibujante de cómic nato. Tengo que decirte que no es fácil, es muy duro, mucho trabajo duro. Pero tu trabajo se adapta perfectamente al de un dibujante de tiras o de comic-books.” Así que ese fue el primer día que fui a la escuela. Ciertamente, ambos me impresionaron mucho en aquel momento.

conanbcover_buscema.jpg


Para la gente que no conozca a Burne Hogarth, ¿podrías hablar un poco sobre él?

Sí. Él era el ilustrador de la tira de periódico de Tarzan. Aparecía en el New York Mirror en aquella época. Por supuesto, era un gran virtuoso del dibujo, y nos encantaba que viniera y dibujara en el caballete para nosotros. Podía dibujar lo que quisieras. Un tigre de dientes de sable o lo que fuera. Era una persona dinámica y un gran artista. Realmente lo era.

Para muchos autores, especialmente en el género de acción y aventura, él es el estándar de oro, ¿no?

Exacto. Ciertamente uno de ellos.

Así que llegas allí salido de la nada y Burne Hogarth te dice que tienes lo que hace falta. Debió de ser un día bastante emocionante.

Sí que lo fue. Bueno, yo me había licenciado de la Marina, y no fui a la escuela directamente. Cuando me licencié, estuve jugando al baseball y pasándolo bien. Pero luego llegó el momento y me dije: “Tengo que ir a la escuela de arte.” Y cuando ya estaba allí, estábamos haciendo algunos dibujos a tinta, y yo estaba usando una pluma, y él viene hacia mí y me arranca la pluma de la mano. Dijo: “Joe, en esta escuela usamos un pincel.” El era un grande con el pincel. Allí estaba yo, con unos 21 años. Ni siquiera sabía que los dibujantes de cómic usaban pinceles. Así de naïf era yo. En aquella época no había convenciones. Nuca tenías oportunidad de conocer, especialmente en las montañas de los Catskill, nunca conocí a un autor de cómic y nunca pensé que lo haría, mientras que los chicos de hoy en día ven a los autores de cómic a todas horas en las convenciones. Lo saben todo sobre el tema incluso antes de intentar introducirse en él. Saben qué herramientas utilizar y qué plumas y qué pinceles y todo eso. Todo lo que yo usaba era una pluma de la oficina de correos que usaban allí. Esas que tienes que mojar en el tintero.

sabertooth-zeck.jpg


Bien. Hice una biografía de Will Eisner, y recuerdo que me contó cuando llevó su portafolio para que lo viera Ham Fisher. Hacía Joe Palooka. Y James Montgomery Flagg estaba allí, el que hizo los famosos pósters del Tío Sam. Y su gran problema era que se sentía enormemente sobrecogido, no sabía que decirle, así que le dice: “¿Qué tipo de pluma usas?” Y Flagg dijo: “Uso una Gillette 290.” Así que Eisner fue y no compró más que plumas Gillette 290, y las usó durante el resto de su vida.

¿No es asombroso? Por supuesto, la escuela recibía muchas llamadas de gente del negocio. Y recibieron una llamada de NBC o ABC, una de esas emisoras de televisión. Sólo había tres en aquella época. Y querían a alguien para ir a he olvidado qué programa, pero Ham Fisher era el invitado. Querían a un estudiante de arte para ir y hablar con Ham Fisher sobre cómics. Solían enviarme a mí a muchos de esos compromisos, así que me llamaron cuando estaba en clase y me dijeron: “Joe, Ham Fisher quiere que vayas allí y preguntarte unas pocas cosas sobre la escuela de arte, cosas así.” Y yo dije: “Oh, me temo que no.” Tenía demasiada vergüenza de salir en televisión. Así que pasé. Escogieron a otro amigo mío de la escuela, y fue y volvió y dijo: “¿Sabéis qué? Ham Fisher ha enseñado a la gente en el caballete cómo dibujar a Joe Palooka, y ya estaba dibujado. Estaba dibujado en lápiz azul, y no podías verlo, pero él lo iba repasando.” Hey, aquellos tipos no corrían riesgos. Otra vez, Ted Mack, no sé si recuerdas a Ted Mack

The Original Amateur Hour.

Sí. Es anterior a tu época. Pero da igual, me llamaron. Bueno, La Hora Amateur solía ser La Hora Amateur de Major Bowes. Podían haber seguido llamándola así. Pero en cualquier caso, me enviaron allí. Así que fui allí y estaba en la cabina con él, y estábamos viendo, todavía lo recuerdo, el Old Gold, la madre y la hija. Estaban dentro de un paquete de cigarrillos, y bailaban en el escenario. ¿Recuerdas ese anucio?

Recuerdo los paquetes de cigarrillos bailando.

Bueno, eso era Old Gold. En cualquier caso, vimos eso, y el agente de Ted estaba allí, y quería que hiciera una caricatura de Ted para la revista Variety. Y te diré, chico, yo estaba nervioso. Y él dijo: “Haz que Ted parezca un tipo agradable, porque es realmente agradable.” Y realmente era un tipo agradable, pero tenía el aspecto de alguien salido de Guys and Dolls. ¿Cómo haces una caricatura de alguien que parece un gángster? Ya te digo, yo estaba terriblemente asustado, pero continué dibujando. Y Ted Mack me dijo: “Joe, no te pongas nervioso. Quiero que vengas conmigo a uno de los grandes nightclubs.” Yo simplemente no podía hacerlo. Dije: “Ted, no puedo, en serio.” Inventé alguna excusa. Estaba demasiado asustado. Estaba realmente asustado. Por aquel entonces era sólo un niño. Habría sido interesante. Mirando atrás, debería haber ido para ver con quién se encontraba allí y tal.

600_sub15bw.jpg


Bueno, tomando prestado el título de tu biografía, tú tenías otro gran pincel [NdT: Se refiere a Brush Strokes With Greatness: The Life & Art of Joe Sinnott (Two Morrows Publishing, 2007)], aunque no sé si en realidad tuviste contacto con ellos. Sospecho que no. Hiciste un cómic basado en The Beatles en 1964, ¿verdad?

Sí. 1964. Estaban de camino hacia el show de Ed Sullivan, y Dell me llamó. Sabían que yo sacaba buenos parecidos, y querían a alguien que pudiera hacerlo. Así que me pidieron que hiciese el libro de The Beatles, que tenía 64 páginas. Tuve un mes para hacerlo. Fue un montón de trabajo en un período corto de tiempo. Salió realmente bien, considerando todo. Ellos quedaron muy contentos. Por supuesto, yo nunca llegué a conocer a The Beatles. Pero el libro es bastante único, y bastante raro, supongo.

Y es un proyecto para el que hiciste el dibujo. Tú dibujaste a The Beatles. No fue un trabajo de entintado como los que más tarde te harían conocido. Tú dibujaste las páginas de The Beatles.

Oh, claro. Oh, sí, sí. El libro. Un buen amigo mío, Dick Giordano, me ayudó mucho en algunas páginas hacia el final. Se me estaba acabando el tiempo. Por supuesto, Dick y yo solíamos trabajar juntos hace muchos años. Yo hacía los lápices para los libros de General Electric o Radio Shack, y él los entintaba. Fue un período interesante.

Quiero preguntarte una cosa más, porque nos estamos quedando sin tiempo. Este es el verano en que Silver Surfer realmente cobra vida. Me preguntaba si has visto las películas de Los 4 Fantásticos, y si lo has hecho, qué piensas.

No me avergüences. No, no las he visto.

surfer.jpg


¿En serio?

Mi familia, mi hijo, él es un gran fan del cómic, y lo sabe todo sobre los cómics. Llevó a sus dos hijos a verla. Claro, querían que yo fuera con ellos, pero era la noche del estreno, y yo no quería ir la primera noche porque hay un montón de gente joven en el estreno. Llenan los cines, no hay duda. Ví Spider-Man 3 la primera noche, y estaba a tope. Los chicos estaban callados y todo, pero simplemente había demasiados. Tuve que esperar la cola y todo eso. En cualquier caso, no la he visto, pero mi hijo Mark es bastante crítico. A él le encantó. Había algunas cosillas, naturalmente, con las que no estaba de acuerdo, pero Silver Surfer le pareció tremendo.

Sí. Estaba estupendo. Creo que han hecho un gran trabajo con Silver Surfer. A mi hija, que el es fan del cómic emergente en nuestra casa, le encantó. Le encantó absolutamente.

John Buscema y yo hicimos los tres pimeros Surfers. Por supuesto, él continuó con su hermano durante un tiempo. Creo que hicieron juntos tal vez 17, 18 números. Pero yo pensaba que Silver Surfer era un personaje grandioso. John hizo un Surfer precioso.

silversurfer3.jpg


Creo que tienes que ir a ver la película, no sólo para ver lo que han hecho con Silver Surfer, sino que creo que te sorprenderá el cameo de Stan en esta película en particular.

Eso es lo que dijo Mark. En en primer par de películas en la que salió, apenas podías verle. No parpadees, porque te lo pierdes. Pero entiendo que tiene un poco más de…

Sí, no lo puedes pasar por alto en ésta. Es un momento muy divertido, especialmente para alguien que le ha conocido durante tanto tiempo como tú.

Él es genial, ya te digo. Me llamó hace un par de días. He estado fuera de la tira dominical de Spider-Man durante algún tiempo porque falleció mi esposa, y me sentí bastante enfermo durante un tiempo. Estuve en el hospital tres veces.

Lo siento.

Sí, durante estos últimos cinco meses, así que tuve que pasarle Spider-Man a un amigo mío. Y lo cuidó con mucho mimo mientras yo estaba convaleciente. Así que he vuelto hace más o menos un mes, y Stan me llamó y me dijo lo genial que era estar de nuevo trabajando conmigo.

cowboything.jpg



el tio berni


8 comentarios

  1. qué bonita entrevista!! qué gran tipo parese el sinnot, joer, 81 años tiene el tío y al pie del cañón!… cómo maneja el pincel, macho… grasias mil, tío berni!

  2. Estupenda entrevista. En “entrecomics” estáis realizando un gran trabajo traduciendo todas estas entrevistas. Seguid así.

  3. Tremenda entrevista, completísima! me encantó

  4. Que bueno e interesante. ¡65 páginas de The Beatles en un mes!. Tremendo. Entintar es un proceso largo y delicado y este señor es uno de los mejores en su trabajo y definitivamente el mejor entintador de Kirby. Muy buena reseña tito.

  5. Entrevista para la historia, si señor.

  6. Estoy de acuerdo con que antes era mejor, y admiro el talento de este , que como el gran Kirby,mantiene vivo este estilo de hacer arte, espero saber mas de estos grandes del comic.

  7. Recuerdo especialmente los recios y elegantes westerns de Sinnott, publicados en Buenos Aires en la década de los ´50 e inicios del ´60. Fue una época de crisis para el medio en los EEUU. Desaparecieron Fawcett y sus marveles, las de Fiction House y se retrajo Timely. Sólo aguantaron la DC y Dell (ésta, a base de publicar aventuras de Tarzán, Roy Rogers, Gene Autry, y otros personajes, arrancados a la televisión.
    Luego llegó Marvel y Sinnott se entregó de lleno a los superheroes. Ahí perdí un poco la pista pues, siendo excelente la gráfica de estos productos, dejaron de interesarme sus guiones. Empero, no perdí el rastro a Sinnott; ni a Jack Kirby, o alguna creación memorable de Steve Ditko con Stan Lee (Spiderman).
    La DC y su corral artístico terminó escoltando a la Marvel y sus grandes creaciones. Los entintados de Joe son en parte responsables de esta victoria…

  8. Pingback: El cómic reaidad (III): Stan Lee y Fidel Castro « CuatroTipos