Entrevistas — 9 agosto, 2006 at 10:32 am

Entrevista con Álvaro Pons

by

foto


Supongo que a estas alturas el nombre de Álvaro Pons no necesita presentación alguna dado que su personal Cárcel de Papel es un referente de sobra conocido dentro de la blogsfera comiquera española, a través de la cual esta intentando aportar su granito de arena en la difusión de este medio. Así pues, solo me resta agradecer a Alvaro el tiempo que me ha dedicado y la amena conversación que pudimos compartir cuyo resultado final es la entrevista que vais a poder leer a continuación:

Empezamos por el principio de los tiempos… ¿Cómo empiezas a leer tebeos y cuando te percatas de que existe un mundillo propio y quieres formar parte de él?

Una cosa es empezar a leer y otra empezar a meterme en el mundillo del tebeo. A leer empiezo en el momento que tengo uso de razón. El conocer y posteriormente introducirme en el mundillo de los tebeos se produce a raíz de hacer los primeros fanzines en la facultad.

¿Y cómo te introduces en el mundo de los fanzines de forma un poco más “profesional”?

A raíz de aquellos primeros fanzines conozco a Juanvi Chuliá, que por aquel entonces trabajaba en Futurama y me ofrece colaborar en El Maquinista, una publicación sobre cómics que estaba dirigida por el propio Juanvi y que editaba Juan Puchades propietario de la editorial La General (de ahí precisamente el nombre de la revista). Pasado un tiempo y debido a problemas con el editor, la revista se dividió en dos publicaciones, El Maquinista, que se convirtió en una revista trimestral que estaba dirigida más a la publicación de historietas, y el EMM-El Maquinista Mensual que era una revista mensual de información pura y que es donde recalamos la mayoría de colaboradores de El Maquinista.

¿Cómo era el método de trabajo en esa época? ¿De qué forma se realizaba El Maquinista?

Era un fanzine hecho con mucha profesionalidad, en el sentido de que la revista se realizaba ya maquetada por ordenador, que posteriormente se llevaba a una imprenta, aunque se distribuía por toda España de forma manual, llevándola directamente a las librerías o bien enviándolas por correo. Respecto a la forma de trabajo, teníamos reuniones en la que, además de arreglar el mundo comiquero, nos dividíamos el trabajo de artículos, noticias, entrevistas o reseñas… una labor muy colectiva, perfectamente coordinada por Juanvi.

¿Qué tirada tenía la revista?

Estamos hablando de unas tiradas acordes a lo que era un fanzine de esa época, sobre unos 1000 ejemplares. Vendíamos mucho para la época, aunque también es cierto que coincidimos con la desaparición de Krazy Comics, lo que nos convirtió en la única revista de información del mercado.

emm


¿De qué forma conseguíais las noticias? ¿Resultaba complicado en esa época acceder a las noticias?

El único modo de conseguir noticias que teníamos era a través de revistas extranjeras, como el Comics Journal, Indy o el Previews de entonces que era el Advance de Capital, y diversas revistas de información francesas, por lo que las noticias que nosotros obteníamos tenían, en el mejor de los casos, más de tres meses de retraso con respecto a las de Estados Unidos.
Posteriormente en la época del EMM se da la casualidad de que yo había entrado en la facultad y, por extensión, descubro Internet y las mailing list, news o gophers que estaban funcionando en ese momento en Estados Unidos y que ofrecían las noticias al instante, lo cual era increíble y completamente inaudito hasta el momento. También empiezo a cartearme con gente de Estados Unidos como Jeff Mason, el director de Indy o incluso en un momento dado con Tony Lobito que era el manager de Malibú y recuerdo -porque fue algo muy sonado-, que fue el que me comentó que Image iba a disgregarse en diversos sellos por los problemas que ahora todos conocemos. Nosotros dimos la noticia en El Maquinista, casi en exclusiva mundial, y nos dijeron de todo, que era mentira, que nos lo habíamos inventado, que era amarillismo, que no eran más que rumores, que de dónde lo sacábamos y la gente no lo creía incluso a pesar de que yo mismo decía que era el propio Tony Lobito el que me lo había comentado. La gente no se lo creía porque no conocía Internet, claro, así que digamos que ese fue mi primer bombazo previo al afaire Panini/Planeta. Quizás esto fue lo que hizo que la revista funcionara muy bien hasta el año 1992, en el que ganamos el premio del Salón del Cómic de Barcelona a la mejor revista y justo después desaparecimos, como viene siendo habitual en estos casos.

¿Por qué desapareció? ¿por cansancio? ¿por buscar otros proyectos individuales?…

Por lo de siempre, este tipo de revistas depende del empuje de una persona y si el resto no acompaña llega un momento que esa persona se cansa. Recuerdo que uno de los últimos números de la revista llegamos a realizarlo prácticamente entre dos o tres personas. Es ese momento en el que piensas “esto no tiene sentido”, entonces Juanvi decide dejarlo porque estaba cansado, y sin su empuje, se acaba el EMM.

¿En que nuevo proyecto te embarcas una vez que el EMM desaparece?

Pues a través de los diversos contactos que realicé por mediación de Internet conozco a la gente que estaba realizando en ese momento en Estados Unidos el proyecto de Sandman Anotado. Hablando con ellos, les pedí permiso para realizar la traducción al castellano y coincidió que Chuliá había decidido crear una editorial de libros teóricos, adelantándose a todos los que luego salieron, por lo que pareció lógico aprovechar que se comenzaba a publicar la serie en España para hacer un libro sobre Gaiman, que se llamó Neil Gaiman, fabricante de sueños, con colaboraciones de gente como Jorge Riera, los Roccocomics o yo mismo. El libro funcionó muy bien y posteriormente se llegaron a editar un par de libros mas, uno dedicado a Alan Moore (Alan Moore, el señor del tiempo), la tesina de Rafa Marín sobre los cómics Marvel, uno sobre Kirby de Abraham García e incluso uno sobre Sailor Moon, pensando que el manga iba a ser la bomba, pero fue un fracaso total. Incluso en esa época de boom del manga dirijo los dos primeros números de un fanzine sobre manga llamado Otaku Press, uno de los primeros que existieron, junto al Mangazone.

Posteriormente empiezo con la prestación social sustitutoria, que también coincide con el hecho de que tengo que acabar la tesis doctoral, así que entre unas cosas y otras pasé un par de años bastante desconectado por completo del mundillo de los cómics.

gaimanmoore


¿En qué momento vuelves de nuevo a la actividad en el mundo de los cómics y de qué forma se produce?

Una vez acabada la prestación social y la tesis vuelvo otra vez a tener tiempo para dedicarle a los cómics y empiezo a hacerlo a través de Christian Osuna, que está a punto de lanzar Volumen Uno y me ofrece colaborar en su revista. A partir de ahí vuelvo a la actividad, colaborando en la transformación posterior de Volumen en La Guía del Comic –tanto en Internet como en la impresa-, y ya después en la revista Nemo, en el Trama, algunas primeras experiencias de Internet asociadas a Dreamers… Digamos que era una etapa muy activa en la que participaba en muchas publicaciones.

¿De todas ellas cuál se aproximaba más a tu idea de lo que debe ser una revista de información sobre cómics?

La mejor revista que ha habido en España ha sido U, eso es indudable, aunque U no fuese estrictamente una revista de información general… Vamos a ver, era una revista extraordinaria para un buen aficionado a los tebeos, es decir, era una revista para gente que ya sabía de tebeos y no para un lector ocasional, que seguro se encontraría perdido. Es verdad que copiaba el esquema del Comics Journal en cuanto a estructura y a formato de entrevista, pero indudablemente lograron hacer la mejor revista de España.

Al margen, me gusto mucho como revista generalista la última etapa del Trama, a pesar de las muchas críticas que recibió, me parece que era el ejemplo perfecto de lo que debía ser una revista generalista que incluso podría haber llegado a los kiosco como es el caso de la BD en Francia.

¿Es por esa época cuando empiezas también a colaborar en Cartelera Turia?

Sí, surge también por esa época, y otra vez por mediación de Juanvi Chuliá que digamos que ha sido mi particular hado padrino en esto de los tebeos. Él estaba maquetando Cartelera Turia y consiguió introducir una sección mensual de tebeos en la revista, pero al cabo de poco tiempo tuvo que dejarla y es entonces cuando me propone que sea yo el que continue con ella. Pasado un tiempo consigo asentar la sección, que funcione muy bien y que incluso pase de ser mensual a quincenal a partir del año 2001, creo recordar, periodicidad que ha mantenido hasta ahora mismo, que sigo trabajando en ella tras casi 7 años ya. Además he conseguido que en los premios Turia anuales, también se conceda uno destinado a la mejor contribución dentro de la cultura del cómic.

¿Cuál es la diferencia entre tabajar para un medio profesional como puede ser la Cartelera Turia y trabajar para una revista/fanzine?

Pues la fundamental es ¡¡que cobras!! Cuando trabajas en alguna revista como Trama o Volumen Uno siempre lo haces por amor al arte, aunque en Volumen Uno siempre dijeron que íbamos a cobrar, pero bueno, esa es otra historia… Como decía, cuando trabajas por amor al arte ni te planteas el que vayas a cobrar, como tampoco te planteas el que vaya a haber exigencias. Yo jamás he cambiado un articulo que me han pedido en La Guía del Cómic, Trama, Volumen Uno o cualquier otra revista. Sin embargo, si en Cartelera Turia me hubiesen dicho en algún momento: “oye, esto cámbialo que no queda demasiado bien”, lo hubiera hecho sin problemas, ya que me están pagando por ese artículo y considero que tienen derecho a que quede lo mejor posible. Aunque la verdad es que nunca me han exigido nada, ni sobre lo escrito, ni sobre contenidos, si acaso técnicas, sobre extensión y demás.

portadaturia


Finalmente das el salto natural y construyes La Cárcel de Papel, un referente de la Blogsfera española, ¿Cómo surge la idea de la web?

Por esa época estaba trabajando para muchas revistas y tenía una gran cantidad de artículos escritos y muy diversificados, a lo que hay que añadir que tengo un gran problema de desorden. Soy un tipo totalmente desordenado, lo mío es el caos en su forma máxima. Entonces decido que, para ordenar todos mis artículos y saber donde había publicado, lo mejor era hacer una página web donde colgar todos mis artículos y así tener una especie de dossier donde concentrarlo todo. En ese momento, que debía ser a principios o mediados del 2002, empezaba a surgir con fuerza el fenómeno weblog y, restringiéndolo a los tebeos, a mí me gustaba mucho el de Alan David Doane. Me parecía un formato muy cómodo, ya que tenia la ventaja de que te evitaba programar la pagina, al disponer ya de un de un gestor propio de contenidos. Así que pensé que ese sistema era el ideal a utilizar.

Sin embargo la cosa se retrasó, porque coincidió con la grave enfermedad de mi padre, y espero hasta finales de diciembre de 2002 para montar la página en lo que en ese momento era Blogger, aunque de todas formas compré un dominio para poder redireccionarla y mantener un nombre propio. La página se pone en marcha y lo que en un principio iba a ser una especie de almacén de archivos empieza a crecer de forma totalmente indiscriminada, sin que yo haya podido controlarla y se ha convertido en una bola de nieve que ha ido alcanzando límites insospechados.

¿Qué papel crees que cumplen las webs dentro del ámbito del lector de cómic?

En este momento el papel que están cumpliendo es el que deberían cumplir los medios impresos, que es el de informar. El problema es que ahora mismo no hay medios impresos al margen de Dolmen…. y bueno la incógnita de Top Comics.

¿Pero hoy en día es complicado el sacar una revista profesional de información impresa, teniendo en cuenta que se pierde esa inmediatez, no?

Si, existen varios problemas… El primero es que para poder sacar una revista editada en papel necesitas la colaboración de las editoriales para que te faciliten con 2 o 3 meses de antelación su plan editorial, algo muy complicado teniendo en cuenta que muchas de ellas ni siquiera lo conocen a un mes vista. El segundo seria la inversión, que ha de ser muy grande, ya que evidentemente editar la revista genera unos gastos y hay que pagar a todos los colaboradores. Y eso, hoy por hoy, con las tiradas que se están realizando de unos 1000 a 1500 ejemplares, resulta completamente inviable por su falta de rentabilidad.

Eso da que en un medio donde no hay revistas la única solución sea Internet, cuyo coste es cero. Sin embargo, se genera un nuevo problema: que lo hacen aficionados. Lo que no significa necesariamente que no haya seriedad o rigurosidad, y a los hechos me remito: hay mucha gente que esta trabajando, se lo toma muy en serio y lo hace muy bien. Pero es evidente que no hay esa profesionalidad o especialización que da el hecho de estar en un medio que te esta pagando por hacer tu trabajo. Eso se produce en mayor medida en las weblogs colectivas, que tienen dificultades para encontrar una coherencia redaccional. Incluso páginas tan buenas como Zona Negativa, que están trabajando mucho y muy bien, que son un ejemplo a seguir, sufren de vez en cuando disparidades de criterio que afectan a la coherencia de la página.

¿Qué relevancia crees que tienen todos estos weblogs con respecto a las editoriales? ¿Crees que influyen de algún modo en el material que editan?

Yo creo que ninguna… Vamos a ver, piensa que ahora mismo puede haber una 200 weblogs activas y, de esas, que reciban un número importante de visitas -pongamos por encima de las 5000 visitas diarias- deben de haber unas tres o cuatro, si las hay. Si a eso le añades que, por lo menos en un 75%, están destinadas al tebeo americano, eso hace que esas visitas sólo afecten a tres editoriales: Planeta, Panini y Norma. –básicamente-, las cuales, en un mercado donde hay tan poco movimiento, no prestan demasiada atención a lo que en estas weblogs se comenta, ni aún de las que tengan muchas visitas.
En Francia. por ejemplo, ahora que he estado allí y lo he podido ver de cerca, una revista como BoDoi puede ser muy importante porque si da una mala reseña a un tebeo, el librero, que tiene un espacio limitado dada la cantidad de publicaciones mensuales, no pide ese tebeo, es decir, que no llega a las estanterías. Aquí el librero va a pedirlo independientemente de las reseñas porque ese problema sólo lo tiene durante el salón de Barcelona, pero durante el resto del año el tebeo siempre llega a las estanterías, siendo el lector el que finalmente elija. Una razón más por la que no creo que tenga tanta influencia, de momento.

Siempre tiene más relevancia el medio escrito y más aun cuando te diriges a un público no especializado, es decir, yo tengo muy claro que el lector de La Cárcel de Papel ya tiene unas ideas preconcebidas y no tengo que convencer a nadie de que tiene que comprar, por ejemplo, La Perdida de Jessica Abel. Yo puedo, en un momento dado, inclinar la balanza para que alguien que tenía una pequeña duda sobre si comprar o no determinado tebeo lo compre, pero nunca voy a hacer que no se venda algo. Sin embargo cuando escribo para Cartelera Turia soy consciente de que hay 50.000 lectores que no leen tebeos y que, de vez en cuando, gracias a que han leído alguna reseña mía compran un tebeo. Y creo que eso es mucho más importante que lo de la página web.

¿Crees que las webs van a seguir cumpliendo meramente un papel informativo y divulgativo o van a evolucionar a algo más?

Si te soy sincero no tengo ni idea, porque hablar de Internet es una locura a más de seis meses vista, así que el fenómeno weblog puede desaparecer tan rápido como ha aparecido. Francamente, no lo sé. Lo que sí es cierto es que parece lógico que haya una cierta selección natural de las webs y que sí exista un determinado número de webs que tengan mayor influencia en el lector, eso sí, dentro del lector de cómics habitual, no del lector ocasional. Evidentemente esa influencia será, paradójicamente, mayor en tanto en cuanto la pirámide sea menor, es decir, si sacan un nuevo álbum de Asterix o de Ibáñez que tiene un numero enorme de ventas asegurado, la influencia será prácticamente nula, sin embargo para una editorial pequeña que hace una tirada de 1000 o 1500 ejemplares el que una web determinada reseñe positivamente este tebeo puede suponer un incremento de su venta de entre, digamos, 40 o 50 números, lo cual es un porcentaje bastante alto, pero ya digo que ésto son casos muy particulares y puntuales.

¿Alguna vez has sido tentado para trabajar en alguna editorial? ¿Te interesaría hacerlo?

Lo que pasa es que todas las editoriales saben de mi condición de funcionario del estado y que por lo tanto no me pueden ofrecer nada, hablando en términos económicos, que no tenga ya. Precisamente por ese motivo, me encuentro en una situación ideal ya que soy completamente independiente respecto a las editoriales, tengo mi sueldo y dispongo de mi tiempo libre para hacer con él lo que me apetece. No obstante, sí que he colaborado para algunas editoriales, tanto cobrando como sin cobrar, haciendo de lector, redactando algún artículo, prólogo, etc.

Partiendo de esa independencia ¿Cual es la editorial que a tu parecer esta editando mejor, con más criterio, etc?

Hay varias, La Cupula yo creo que lo esta haciendo muy bien ahora mismo, también me gusta mucho lo que esta haciendo Paco Camarasa, editor de Edicions de Ponent que tiene una línea muy definida. Es decir, Paco saca unos diez o doce álbumes al año y no intenta hacer estridencias. Astiberri también lo esta haciendo muy bien, se nota la mano de Laureano Domínguez en la editorial porque les ha dado una coherencia que antes les costaba conseguir, ahora editan con una línea muy definida, muy coherente y con muchísima calidad. Aleta, por ejemplo, también tiene muy claro lo que esta haciendo. No es una editorial que vaya a sacar ediciones de lujo, sino ediciones populares. En términos generales lo están haciendo muy bien, es decir, que no hace falta ser una editorial muy grande para hacerlo bien. Además, casualmente las editoriales grandes suelen ser las que peor lo suelen hacer…

¿En algún momento has pensado en embarcarte en la labor de editar aquello que crees necesario ver publicado o que sencillamente te gusta y todavía no se ha editado en España?

Más de una vez, pero al final la cosa siempre se ha parado porque supone demasiado trabajo y resulta muy complicado. Aunque sí que ha habido más de una propuesta en el aire, pero al final por un motivo u otro no se ha materializado.

Es mucho más sencillo, con la cantidad de editoriales que hay ahora mismo, el llevar el proyecto a alguna de ellas para que directamente lo publiquen. Incluso ha habido alguna editorial que me ha planteado el dirigir una línea editorial propia, lo que resulta muy atractivo. Pero, desafortunadamente, tengo un límite de trabajo, un límite de cosas a las que puedo hacer frente, y más teniendo dos “trabajos”, el que está remunerado y, por otro lado, el que realizo por amor al arte. Mi trabajo “real” me ocupa bastantes horas porque al margen de ejercer como profesor, llevo trabajos de investigación, dirijo tesis, etc… Es por ello que tengo un límite de cosas que puedo llevar, a pesar de la aparente facilidad para la omnipresencia que poseo, pero obviamente no puedo abarcarlo todo.

4Berni
Editar tal vez no, pero y dibujar…


¿Y dentro de esa supuesta línea editorial dentro de otra editorial qué material te gustaría ver publicado?

Siempre me hubiese gustado editar el Barnaby de Crockett Jonson, un tebeo clásico de los años 50, que fue el referente directo de Calvin & Hobbes. Es un tebeo extraordinario sobre un niño que tiene una especie de Hado Padrino que sólo puede ver él. La referencia en Calvin & Hobbes es evidente y, además, cuenta con un humor con mucha mala leche, mayor que la de Calvin & Hobbes. Es un tebeo que me hubiera encantado editar.

¿Y algo más contemporáneo?

Pues ahora mismo se esta editando casi todo, por no decir todo, lo que sí que también me gustaría ver editado, es el Philemon de Fred, una serie clásica francesa que aquí sólo se ha publicado en la revista catalana Cavall Fort. Es una serie completamente surrealista de un chaval que cae con su asno en un pozo que le lleva al centro del océano Atlántico, a las letras que componen la palabra, viviendo aventuras en cada una de las letras que supuestamente componen una especie de archipiélago de islas. Es un tebeo maravilloso y surrealista que personalmente me encanta y al que considero el mejor tebeo europeo de toda la historia. Pero nadie quiere publicarlo en España .Yo estoy tratando de convencer a todo el mundo, pero nadie se anima.

Pregunta típica, tópica y obligada… Una vez superada la eterna crisis de los comics, ¿como ves el panorama español actualmente? ¿Y en términos generales?

Vamos a ver, yo llevo leyendo desde que tengo uso de razón y, desde luego, en la época de Bruguera la gente no era consciente de que pudiera existir algo semejante, posteriormente a finales de los 70 y principios de los 80 existe un periodo de bonanza de unos cuatro o cinco años en cuanto a publicaciones y material que parecía que no iba a acabar nunca y en el que valía todo. Ya se hablaba de crisis, pero visto ahora, era una etapa idílica para los autores. A partir del cierre de todas esas publicaciones el mercado asiste al inicio de una crisis perenne.

El cómic es una forma cultural en eterna crisis. Es verdad que ahora estamos viviendo una época de crisis extraña, es decir, de cara al lector no se puede hablar de crisis, porque el lector tiene más oferta que nunca. Jamás ha habido en España tanta oferta como hay actualmente y no sólo se limita a cantidad, sino también a la variedad de temáticas que hay en el mercado. Y eso es bueno, pero también esconde un problema y es que la verdadera crisis está en que un autor de tebeos no puede vivir de su trabajo en España. Esa es la crisis real y es algo que, hoy por hoy, no tiene arreglo, ni parece que lo vaya a tener.

¿A dónde crees que se dirije el mundo del cómic con las nuevas tecnologías? ¿Has visto los nuevos formatos de cómic multimedia? ¿Crees que nos encaminamos a esa amalgama entre cómic y video?

Yo soy escéptico en cuanto a lo que son híbridos, porque en el fondo no deja de ser animación que no se corresponde con el lenguaje del comic, ya que en el momento que se introduce esa dinámica, se pierde el lenguaje de la historieta. Para hablar de verdadero lenguaje del cómic, el ritmo de lectura lo debe marcar el propio lector. En el momento en que deja de ser así, deja de tener significado como tal y es otra cosa. El soporte en el que se reproduzca ya es indiferente, da igual que sea papel, una pantalla portátil, el monitor de un ordenador… siempre que el formato original no se modifique y sea estático.

Cualquier otra cosa ya no es un tebeo, puede resultar igual de interesante, pero ya no es historieta. No sé como llamarlo, es un híbrido, otra forma de arte o de expresión distinta al tebeo, que puede dar obras interesantísimas, por supuesto. Pero no son tebeos.


Una muestra de los nuevos formatos multimedia.

¿Crees que en la actualidad se respeta mas el medio a causa de la mayor difusión que está recibiendo dada la cantidad de adaptaciones de comics a la gran pantalla y la proliferación de lecturas más adultas o seguimos arrastrando el san benito de lectura para niños?

Pues sí, cada vez más. No creo que haya sido por un motivo en concreto, sino un cúmulo de cosas, como una especie de montaña que se ha hecho grano a grano. Cada vez hay mas cómic en los medios generalistas, por ejemplo en el EP3 todas las semanas hay un tebeo recomendado, en El Mundo también se habla algo de tebeos, en cualquier publicación de prensa general se puede encontrar cada vez más algún artículo relacionado con los tebeos, es decir que se está normalizando el hecho de hablar de tebeos fuera de los medios especializados y, sobre todo, esto es importante, cada vez se habla con más conocimiento de causa, no solo se habla de la adaptación de la película de turno.

Esto digamos que ha sido una labor conjunta, que todo el mundillo, poco a poco ha ido consiguiendo. No creo que se pueda achacar a un motivo en concreto, sino a varios en conjunto, como digo. En su momento el que El Mundo sacara un coleccionable de tebeos tuvo mucho que ver; que El País haya hecho lo propio también ha influido… Todo esto ha hecho que poco a poco se haya cambiado la percepción del tebeo para bien.

Antes era noticia el que saliera cualquier cosa relacionada con el tebeo en la prensa, de hecho, recuerdo que antes guardaba los artículos que se publicaban, por ejemplo en “El País”, que tenían relación con el mundo del tebeo porque era algo inaudito.

Digamos que ahora el siguiente paso es conseguir que esos artículos estén escritos por profesionales y no contengan fallos garrafales, ¿no?

Sí, pero eso, por desgracia, pasa en todas partes. Yo cada vez que leo un artículo científico en la prensa me tiro de los pelos, es decir, entramos en la normalidad del periodismo de becario. Y ojo, que entiendo la situación del pobre becario que cobra 600 euros o posiblemente menos y que en un momento dado le piden que escriba un artículo sobre cualquier tema en un tiempo récord. En esas condiciones, da igual que escriba de tebeos, de ciencia o de la cría de calamares, el resultado final va a contener errores con seguridad. Pero es evidente que hay un problema añadido: que cuando tú sabes de algo, los fallos puedes detectarlos antes. Estoy seguro que si leo algo sobre civilización etrusca, no voy a encontrar muchos fallos, pero si ese mismo artículo lo lee un especialista en el tema va a decir “esto es una burrada”. Tendemos a ser excesivamente críticos con la prensa en general, pero te aseguro que éste no es un problema aislado que se produzca sólo cuando escriben de tebeos.

Esta es una pregunta meramente personal por el interés que me supone ya que ambos somos valencianos y siempre acabamos comentado. ¿No crees que Valencia merece un salón del cómic que sea un referente al estilo Barcelona o Madrid?

Aquí se intentó montar algo en el año 1992 cuando Barcelona tenía sus Olimpiadas, Madrid iba a ser la capital cultural europea y Sevilla organizaba la Expo. En Valencia hubo un proyecto, con un dinero asignado, para hacer a Valencia “Capital del Cómic” y, claro, aquí dábamos todos saltos de alegría. Se celebraron reuniones, incluso se llegó a montar una exposición de Daniel Torres que costó una pasta, por lo que parecía que la cosa iba adelante, pero como la exposición de Torres no apareció mucho en prensa, dijeron que esto no tenía repercusión mediática y que el dinero que en principio estaba destinado para el salón del cómic de Valencia se destinaba para organizar algo más mediático, que fue el “Festival de la OTI” con lo que se lograría que Valencia fuera famosa en el mundo entero. Y siguen con esta política…

¿Y desde entonces no se ha intentado de nuevo sacar adelante un nuevo proyecto?

En estos momentos tenemos una situación interesante para montar algo, todavía está muy en mantillas, pero puede ser el germen de algo importante en Valencia, aunque tenemos que lograr que se involucren las instituciones.

¿Tienes entre manos algún otro nuevo proyecto relacionado con los cómics al margen de tu página web?

Bueno, al margen de “La Cárcel” estoy moviendo varios proyectos, desde exposiciones hasta un libro sobre la historia del tebeo valenciano que ya está en marcha, pero mi objetivo fundamental sigue siendo “La Cárcel”. Tengo ideas de nuevas secciones, de cambios de formato… poco a poco.

También me gustaría intentar que el fenómeno weblog sea algo más sinergético, que intentara evolucionar conjuntamente y no entrar en luchas viperinas por conseguir un mayor numero de visitas. A fin de cuentas, todos compartimos el mismo objetivo: una mayor difusión del tebeo.

Pues creo que eso es todo, muchas gracias por el tiempo dedicado y por la más que amena conversación.

Gracias a ti, ¡la próxima la pago yo!

The Heckler

Etiquetas

9 comentarios

  1. Joder, qué verborrea… Y lo que es peor:¡¡¡¡qué mal dibujo!!!!

  2. Enhorabuena. Interesantísima entrevista. Álvaro Pons es un referente impepinable para todos los que andamos metidos en esto de la divulgación de las viñetas. Da gusto leerle, ideas claras y control total del estado de la cuestión artístico y editorial. Chapeau para Entrecomics y La Cárcel.

  3. Siempre es un placer leer fragmentos del pasado que en cierta manera has vivido y que,por una vez, lees sin desinformaciones ni medias verdades… Álvaro es un tio que vale su peso en oro, eso si, no le perdonaré jamás que de crio no le gustase nada pero nada Spiderman. Bueno, de crio y de…:)))
    Saludos desde Valencia
    Antonio Busquets

  4. Ego con panza que debe valer mucho mucho su peso en oro, digo ego con patas.

  5. Excelente entrevista, debo confesar que tenia una concepcion erronea de mr. pons y lo consideraba alguien muy egolatra, sin embargo debo decir que con esta entrevista puedo descubrir el gran talento y la gran persona que hay detras de este señor, gracias, excelente espacio de entrecomics

  6. Mi ego está a la atura del betún Juan Miugel… :)
    y para JIM, joder ya me ugstaría valer mi peso en oro…¡me forraba!

  7. Muy chula la entrevista Álvaro, yo ya sabía que tu ego era de tío legal pero conocer tu trayectoria es muy enriquecedor. saludos.

  8. Plac zabaw – wydzielone lokalizacja (czêsto ogrodzone), przeznaczone do zabawy w celu przychówek. Urz¹dzenia placów zabaw s¹ pod³ug Prawa Budowlanego obiektami budowlanymi postrzeganymi jak elementy ma³ej architektury.

Responde

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>