Noticias — 8 mayo, 2012 at 10:48 am

En la prensa

by


“Lo que más recuerdo de esa época -continúa Joost- era ver cómo crecía la libertad de prensa en España casi de semana en semana. Recuerdo pasear por Las Ramblas y ver como cada semana surgían nuevas revistas y como cada una tenía un mayor grado de libertad que la anterior. España salía de muchos años de censura y veías crecer la libertad día a día. Fue una experiencia ¡fantástica!”.

“Recuerdo también ser consciente por primera vez de algo muy típico de esta ciudad, esa especie de flujo que te lleva desde tener una idea a hacer que tenga éxito. Ese dinamismo. Recuerdo estar sentado en mitad de la calle, rodeado de dibujantes y dos editores, Josep Toutain y José María Berenguer, recientemente fallecido. Hablábamos sobre lo que sería necesario para montar la mejor editorial de cómic Underground en España. Berenguer decía que el tenía la receta correcta y el tiempo terminó por darle la razón (El Víbora)”.

Joost Swarte, entrevistado en RTVE.

Hola Mauro… Me gustaria saber si hay censura con algun tema en el cómic o los autores os autocensurais para no tener problemas con nadie.

Hay medios de comunicación públicos y privados. En los públicos la censura suele ser más ideológica, en los privados la censura suele provenir más de las empresas comerciales que con su publicidad hacen posible que ese medio sea viable económicamente.
Tanto los autores de historietas como los periodistas, cuando trabajamos para medios de comunicación, procuramos no mencionar a determinadas marcas comerciales en nuestros trabajos para evitar problemas.

Mauro Entrialgo, entrevistado por los lectores de Levante.

“Creo que es la única versión, junto con la película antigua del año 41, que es fiel al libro; porque otras adaptaciones que se han hecho hasta ahora son “cuentos de terror para adolescentes” o una especie de “drama gay para señoras mayores”. La historia de drama fantástico, que es el género al que realmente pertenece el libro, nunca se ha adaptado muy bien. Hay una película de William Dieterle (Jennie, 1948) que es genial y que es drama fantástico y un reflejo de Dorian Gray. Pero por lo general es un género que no se suele tratar demasiado bien. Hay muy pocas adaptaciones que sean fieles al espíritu del libro”.

Enrique Corominas, entrevistado en RTVE.

“El secreto para no arruinarse autoeditándote (y morir sepultado entre cajas de tus propios cómics) es ajustar las tiradas a lo que vas a vender -comenta Palomino. Gracias a las técnicas digitales de impresión, hacer una tirada corta es asumible y te permite tener margen de beneficio. En mi caso, llevo imprimidos unos 1000 ejemplares entre los cinco volúmenes de las Crónicas PSN, y cuando uno de los volúmenes se termina vuelvo a reimprimir 50 o 100 más. ¡Y eso que todo el material está gratis en internet!”.

Andrés Palomino y otros autoeditores, entrevistados en RTVE.

Habrá quien crea que las mujeres que salen de sus lápices son más hermosas que las reales incluso…

Una de las frases que decía Fellini es: «No hay mayor realista que el visionario. El único lugar para la realidad es la fantasía». En este sentido, se puede considerar que son más reales que las de verdad, porque los dibujos pertenecen al mundo de la fantasía. Es necesaria una gran complicidad por parte del lector, que debe simular que esto (señalando uno de sus dibujos) es una vaca y esto una rueda, porque son sólo signos, como la pipa de Magritte. Así como la fotografía sí está tomada de la realidad, en el dibujo el lector tiene que creérselo, es una transferencia de la realidad a la imaginación. Mis mujeres son más reales en el sentido de que van directamente al cerebro. El órgano sexual más importante es el cerebro, y el dibujo afecta directamente a este órgano.

Milo Manara, entrevistado en La Razón.

“Moebius es uno de los grandes de la historia del Arte -confiesa Manara-. He tenido la suerte, no sólo de conocerlo sino de ser su amigo, en noviembre tuve una exposicón antológica en Siena y el vino expresamente a verla, directamente desde el hospital, para celebrarlo conmigo. Además es la principal inspiración de mis dibujos, desde los años 70 copiaba su estilo para aprender porque era el mejor, pero acabé comprendiendo que sólo Moebius podía dibujar como Moebius. Cuando ví que era imposible hacerlo como él busqué mi propio estilo. Hoy en día sigue siendo una referencia para mí. Afortunadamente cuando muere un gran artísta deja su obra y podemos seguir disfrutando, dialogando con su trabajo”.

Milo Manara, entrevistado en RTVE.

Ha dicho que ha recibido el Gran Premio del Salón del Cómic de Barcelona con “gratitud” y “mucha alegría” y ha destacado que, “después de tantos años, no deja de ser un reconocimiento al trabajo”.

También ha asegurado que él ha tenido la suerte de no estar ni un solo día sin dibujar en todos los años que lleva de profesión y ha recordado que si le bajaban el precio de sus dibujos, él hacía dos páginas en lugar de una.

“Hay mucho camino si le pones amor al trabajo y lo sabes transmitir al lector”, ha añadido Ortiz, quien ha comentado que el tiempo se le ha pasado “como en un soplo” y que empezó dibujando con una bombilla “mientras la familia dormía” y “siempre enfrentado a un papel en blanco”.

José Ortiz, en La Información.

En su web, el ilustrador gallego José Domingo se presenta como “ante todo, persona”. En la noche del viernes, un hito en su vida: lograr que una de sus novelas gráficas haya sido elegida como el mejor cómic editado en España, según el prestigioso jurado del Salón del Cómic de Barcelona. “Te quedas tan sorprendido cuando pronuncian tu nombre que solo reaccionas para ir al escenario a recoger el premio”, confesaba en la tarde de ayer, minutos antes de iniciar una nueva firma de ejemplares en el Salón.

José Domingo, entrevistado en Faro de Vigo.

Unas páginas espectacualres con dibujos que esconden miles de detalles: “Puedes buscar muchas cositas por ahí, hay muchos detalles y bromas escondidas. Me gusta darle un toque de humor absurdo y negro y hay pequeñas cosas que son lo que dan esas pinceladas”.

Una historia sin palabras: “Creo que no hacía falta meter texto ni palabras que explicasen nada en esta historia -confiesa Domingo-. Las propias acciones se explican por si mismas. Creo que haberle metido palabras hubiera quitado fuerzas a estas locuras. Explicadas perdían gracia”.

José Domingo, entrevistado en RTVE.

“Nunca pensé que llegaría a tener la influencia que ha tenido en Europa”, señala este autor que desde adolescente soñaba con convertir a un robot en protagonista de un manga, como el Astroboy que tanto le había influido y porque “en Japón los robots están muy presentes porque reflejan el futuro”.

Go Nagai, entrevistado en 20 Minutos.

¿Comparte las protestas?

Por supuesto. Me solidarizo con los indignados. En Nueva York, fui a verles porque estaba muy interesado en observar lo que ocurría. Y me convencieron, son la voz del 99% de la población. Los que nos dicen qué debemos hacer son los que han provocado esta terrible situación económica en Europa y América, y no han pagado ningún castigo por ello. La banca ha causado todo este problema y continúa recibiendo recompensas, no se ha visto afectada. Si un hombre de la calle roba a un banco va a prisión, si un banco roba, no pasa nada.

David Lloyd, entrevistado en El Periódico.

¿Por qué vale «Sangre de mi sangre» un galardón así?

Sangre de mi sangre es un proyecto de mucho tiempo. Pero es que tampoco he sabido hacerlo en menos tiempo. Lo he compartido con otros trabajos, pero tampoco tenía exactamente la madurez que quería contar. Para mí, el guión es muy importante, y no lo tenía muy claro. Por eso he necesitado muchas páginas para saber lo que quería contar. He tenido que tirar muchas páginas a la basura para contar este libro, y que tuviese forma.

Lola Lorente, entrevistada en Levante.

¿Cómo se te ocurre la idea de una escuela de autores de cómic?

La idea ya estaba ahí, lo único que hice fue trabajar para hacerla realidad. Este es un proyecto personal que puse en marcha con mis ahorros porque estaba cansado de que, cada vez que nos reuníamos, siempre acabábamos quejándonos de que no se podía estudiar de manera profesional banda deseñada (BD) e ilustración en Galicia. Cuando encontré el local le comenté el proyecto a los autores que yo creía capaces de llevar a cabo conmigo el plan de estudios y enseguida aceptaron formar parte del profesorado.

Kiko Da Silva, entrevistado en Faro de Vigo.

En cuanto a las recientes declaraciones de Sarkozy de que “había demasiados extranjeros en Francia”, Baru se ha mostrado tajante: “Sarkozy es un Cerdo; y aprovecho para decirlo así de claro porque le quedan tres días. Hace 10 años que es un cerdo, desde que era Ministro. Si ahora el frente Nacional de Le Pen ha crecido, si la derecha ha ascendido tanto es en parte por culpa de Sarkozy”.

Baru, entrevistado en RTVE.

“Quería crear un libro que fuera una combinación entre el significado secreto de los libros de religiones como la Biblia y el Corán y los cómics: que tuviera el formato de un libro religioso, pero en el hay cómic por todas partes”, advierte.

Craig Thompson, entrevistado en Público.

“En el cómic puedo hacer lo que quiera; no necesito miles de extras para hacer la Batalla de Waterloo. La industria no da para vivir, pero tengo la suerte de trabajar como ilustrador y no tengo la necesidad de emigrar. En Estados Unidos tienen unos sueldazos, sí, pero los superhéroes no me interesan”, explicó Aleix Gordo, en un rato libre entre firma y firma de ejemplares.

Y es que “Sincronías” (Panini) es un trabajo muy particular, que surge de la necesidad de “crear algo que le llegara, que tratara acerca de temas cotidianos, de cosas que nos suceden a todos”, prosiguió este artista barcelonés, que reconoció que esta forma de crear, solitaria y con pocas “interferencias externas”, le colocó ante una “ruleta rusa”.

Aleix Gordo, entrevistado en Diario de Navarra.

¿Dibujar superhéroes era su meta como autor?

Cuando era pequeño, me gustaba dibujar de todo. Desde Lucky Luke a Los pitufos: solo había que ver mi pupitre en clase, lo dejaba que daba pena. Pero cuando compré mi primer tebeo de superhéroes, uno de El Hombre de Hierro de Ediciones Vértice, fue algo instantáneo: terminé de leerlo, cogí la libreta y el lápiz y… he seguido con ello hasta ahora.

Miguel Ángel Sepúlveda, entrevistado en El Periódico.


Comentarios cerrados