Reseñas — 4 octubre, 2006 at 10:22 am

Hellboy: Makoma (Mignola & Corben)

by

hellboy_makoma_cvr.jpg
Hellboy: Makoma (Mike Mignola y Richard Corben). Norma, 2006. Formato prestigio. 56 páginas. Color. 6 €.


Dicen que el hombre es el único animal que tropieza dos veces con la misma piedra. Y tres, y cuatro, y… añadiría yo. Por que cada tebeo de Hellboy que compro juro que será el último, y siempre vuelvo a picar. Casi siempre lo anecdótico de las historias, lo endeble de los argumentos y su desarrollo y la repetición de esquemas hacen que cada nueva lectura de Hellboy se salde con una decepción, y esta ocasión no ha sido diferente.

A priori la serie lo tiene todo para gustarme. Un personaje carismático y misterioso (aunque el misterio ya empieza a ser demasiado, me recuerda a cierto mutante peludo y fumador de puros), argumentos que recogen viejas leyendas y transitan la senda del terror y un dibujo magistral a cargo de Mignola. Y sin embargo… Las historias fallan, se quedan en simples esbozos, no aportan novedades a una serie que dura ya demasiados años explotando una fórmula que se agotó hace mucho tiempo. De toda la andadura del demonio rojo (nada que ver con Mauro) apenas si salvaría Despierta al demonio y Casi un coloso, si dejamos aparte el excelente trabajo que siempre realiza un Mignola que con los años gana en fuerza y síntesis y cada vez se acerca más al mejor Kirby.

En este tomo concreto la serie contaba con el aliciente de conocer el tratamiento que otro grande del dibujo, Richard Corben, daría al personaje. Otro experto en historias de terror y misterio, en dibujar monstruos y coreografiar la acción, tomaba las riendas gráficas del personaje, salvo en las primeras y últimas páginas a modo de prólogo y epílogo, dibujadas por el creador del personaje. Y el resultado ha sido… más de lo mismo. En el apartado gráfico poco hay que objetar. Tanto Mignola como Corben hacen gala de su maestría, si bien este último resulta más esquemático que de costumbre, como poco interesado o motivado por el proyecto. Consciente de que cuando se tiene su calidad y hay que hacer trabajos alimenticios se puede vivir de las rentas, Corben se limita a ilustrar sin demasiados alardes otra historia de Hellboy de las del montón. Aun así nos regala algunas viñetas memorables (como no podía ser menos) y algunos monstruos con diseños marca de la casa, pero en las escenas de acción no alcanza la destreza narrativa a la que nos tiene (¿tenía?) acostumbrados. Corben, con su personalísimo estilo, sigue brillando con luz propia ante las hordas de dibujantes mainstream, pero no por ello deberíamos dejar de pedirle que dé lo mejor de sí, y en esta ocasión no lo ha hecho. En definitiva, cumple con buena nota pero no deslumbra.

hellboy_pg.jpg


Pero el guión… ¡Ay, el guión! hace aguas por todas partes. Mignola, como en muchas otras ocasiones, adopta el esquema del cuento o leyenda, pero en esta ocasión traslada a Hellboy a África, como ya hiciera en El tercer deseo y La isla. Y ya está. No hay más. Porque la historia es plana y aburrida, falta de emoción, de secundarios, de los giros que este tipo de historias requieren, y para colmo da unos bandazos bastante extraños y poco justificables e introduce situaciones con calzador, lo que hace que el cuento pierda la poca credibilidad que podría tener. Al final, a uno le queda la sensación de que Mignola ha escrito el guión en 15 minutos y que tanto él como Corben han perdido una oportunidad de lujo de hacer algo que podía haber sido realmente novedoso e interesante en el devenir de la historia de Hellboy. Otra olvidable historia para un personaje y unos autores excepcionales. Pero qué lástima…

2
Interesante, pero no resiste una purga por motivos de espacio.

el tio berni

9 comentarios

  1. Lo comentaba Toni en ZN: Mignola es único creando atmósferas, pero demasiado a menudo no lleva a buen puerto las historias narradas. Tiene buena pinta este tomo, pero con Hellboy me sucede como a tí: no sé si resistirá una purga por motivos de espacio (aunque ganas de hacerme con la edición en cartoné, hay….que incongruente, no?! :P)

    Un saludo!

  2. Yo soy un fan irredento del mundo de Hellboy y Mignola, como también de Corben. De Hellboy Me gusta con locura ese deje decadente y gótico de sus historias, la interacción del terror cósmico de Lovecraft con el miedo más tradicional de vampiros, brujas y animales diabólicos.

    Tengo una visión partidista del mundo de Hellboy, pero, tío berni, creo que te pasas en tus críticas con esta historia.

    Creo que es una historia contada con honradez, sobria. No es plana y aburrida como tú dices: es sencilla y sin artificios, apoyada en el folklore y que a mí, sí me emocionó, sobre todo en su parte final. Supongo que seré el único por la blogosfera que le guste de esta manera este Makoma.

    En cuanto a la historia, tío berni: ¿no te parece suficiente los dos giros hacia el final? La acción avanza sin que sepas a dónde va, no es nada previsible. No sé a qué cosas te refieres que está metida con calzador y a esos “bandazos” de guión. O yo estoy ciego (o mejor, me ciega mi pasión :)), o estamos hablando de comics diferentes.

    En cuanto a Corben: yo lo veo en su línea, realizando un trabajo estupendo con esta invitación de Mignola para su serie de Hellboy. Puedo compartir que le falta deslumbrar (es que Corben nos tiene muy mal acostumbrados), pero por tu reseña, tío berni, nos deja un sentimiento tan desabrido y amargo de tu lectura.

    Creo que ni es una maravilla Makoma, pero tampoco es una pena.

    Un saludo.

  3. Yorkshire, si el problema es que me pasa como a tí: me gustan el personaje y los autores, y por eso la decepción es tan grande y el sabor de boca al final tan amargo.
    La historia sobria es, desde luego, hasta el punto de que sólo hay un personaje, que para colmo casi ni abre la boca. ¿Que quieres llamarla sobria y sin artificios? Vale, pero también aburrida, me reafirmo. Y los giros hacia el final son precisamente lo que me parecen bandazos sin sentido, esa ciudad “maldita” sin venir a cuento, ese brujo soy-tu-amigo-¡oh!-ya-no-¡muere!…
    Corben, como digo, sigue dando mil vueltas a 90% de los dibujantes hot en esta historia, pero cuando uno sabe lo que este tío puede dar de sí, no se conforma con cualquier cosa.
    Y por último, hombre, no te me soliviantes, que tampoco lo he puesto tan mal, y 2 de 5 (teniendo en cuenta que el 0 también cuenta) sería así como un aprobado justito. Mira la leyenda, “Interesante, pero…”

  4. Hellboy: gran ambientación, buenos personajes, utilización de folklore diverso… pero casi siempre se resuelve con el rojo pegando hostias sin más :-(

  5. Pues a mí me ha encantado esta historia! De hecho me parece que es rupturista respecto a otras historias de Hellboy, ya que sigue un esquema narrativo m´s propio del cuento oriental y no de la leyenda pasada por el pulp. Tiene un aire a cuento de las Mil y una noches que me ha encantado, la verdad…
    Y respecto a la calidad de las escenas de acción…míralas otra vez. Tiene una puesta en escena sencillamente perfecta. :)

  6. ¡Pero Álvaro, si tú le dabas un 2+ en La Cárcel, no hay tanta diferencia entre nuestra percepción del tebeo!
    Y miro y remiro las escenas de acción y salvo la última, que me gusta bastante, me parecen muy normalitas. Compáralas con Bloodstar…

    Por cierto, que me parece muy interesante que haya un poco de debate en los comentarios, que al fin y al cabo en la reseña sólo hay una opinión, la mía, y cuantas más pueda leer el posible comprador, mejor idea se hará de lo que se va encontrar en el tebeo. Así que fans de Mignola y Corben… ¡Machacadme!

  7. Pues yo me lo compré unicamente por Corben. Compro todo lo de Corben. Y lo he leido y no es nada del otro jueves, un guión muy flojo, diría que hasta soporifero. No conozco nada de Hellboy y es lo primero que he visto de Mignola y tampoco me parece nada interesante, el Mignola. Y el dibujo de Corben? Pasable, entregar para cobrar y poder comer. Lo último soberbio que he visto de Corben en cuestiones gráficas, la historieta de Solo coloreada con ordenador, El Cíclope.

  8. Un 2+ de Álvaro ya es una nota bastante positiva.

  9. Álvaro puntúa de 0 a 5. Entrecomics puntúa de 0 a 5. Un 2 de Entrecomics es una nota bastante positiva, tanto como para otorgarle el grado de interesante, lo cual no se puede decir de muchos tebeos.
    Por cierto, que en su día decidímos dejar las matizaciones para el texto y no dar medios puntos.