Entrevistas — 5 octubre, 2011 at 10:00 am

Mamut, hoy con Juan Berrio

by

Juan Berrio es un autor de detalles y matices. El cariño y cuidado que destilan sus obras roza lo artesano. Pactamos hablar con él por mail dada la distancia (Barcelona-Madrid). Mientras intercambiamos mails releemos El zoo de Antón para descubrir lo complicado que es dirigirse a un público de 3 años.

Entrecomics: Primero quería hablar sobre la colección Mamut. ¿Conocías la colección Mamut antes de trabajar en ella? Dada tu experiencia en el cómic infantil, ¿Qué impresiones tienes de la colección?

Juan Berrio: Sí conocía la colección y la editorial. Desde hace años en el Salón de Barcelona solía coincidir con la gente de Bang, y siempre estaba en el aire la idea de hacer algo juntos. Y en cuanto se puso en marcha la colección Mamut tuve claro que quería hacer un álbum. Me enamoré especialmente de la colección para más pequeños. Así es como a base de salones de Barcelona fue cuajando el proyecto: un año les conté mis ganas de colaborar, otro año les llevé una maqueta y al año siguiente ya estaba hecho.

La colección me parece necesaria e inmejorable. Creo que hacía falta algo así en el mercado. Por qué no hacer cómic para niños, y además, por qué no hacerlos con gusto. El diseño de colección me parece magnífico, y la dirección editorial por parte de Maxi y Ed, en complicidad con Stephane, perfecta.

Entrecomics: Siguiendo con lo que comentas, ¿cómo funcionó el binomio autor/directores de colección? ¿Hubo libertad, hubo pautas?

Juan Berrio: Funcionó muy bien. Creo que tanto Maxi como Ed, que son antes autores que editores, tienen claro lo que quieren.

Por supuesto hubo libertad, pero también hubo pautas. Que son dos cosas perfectamente compatibles. Que yo recuerde, una vez aprobado el proyecto, Ed me dio unas sencillas indicaciones de cómo entendía él que debía ser un libro para niños. Y cuando lo presenté terminado recibí alguna sugerencia, algún pequeño retoque. No recuerdo exactamente qué era, pero algún comentario para hacer alguna mejora. Lo normal en una relación autor-editor.

Entrecomics: El zoo de Antón está dirigido a la franja de edad de +3, los más peques. ¿Te planteaste esa franja desde inicio? ¿Qué tienes en cuenta cuando cuentas una historia para los más pequeños?

Juan Berrio: Precisamente lo único que sabía es que quería hacer un álbum para esa franja de edad, así que busqué entre los temas y las estructuras que me gustan y me interesan, aquellos con los que me siento cómodo trabajando, una historia que no exigiera ninguna experiencia previa en la lectura de imágenes secuenciadas, que cualquiera pudiera comprender. Tirando, supongo, de mucha intuición y de la experiencia de proyectos similares, ya sean libros para niños aunque no sean cómics, cómics aunque no sean para niños, o de la experiencia de mis tiras y páginas infantiles en publicaciones periódicas.

Entrecomics: Entrando un poco en la obra, ¿de dónde sale Antón y su desbordante imaginación? ¿Se trata de un mini-Juan Berrio? XD

Juan Berrio: Ojalá tuviera yo esa capacidad para creerme las cosas imaginadas. Lo que sí compartimos Antón y yo es esa manera juguetona de imaginar a partir de elementos reales. Mis fantasías apenas despegan del suelo, se enredan con las casualidades, la geometría o el absurdo de lo cotidiano. Aunque de vez en cuando aparece algún elemento mágico como si tal cosa. En este ambiente es en el que nace el pequeño Antón.

Entrecomics: ¿Qué te lleva a jugar con la relación de los niñ@s y los animales? (Es curioso como la relación de amor total de los niñ@os con los animales, por lo general, se disuelve con los años)

Juan Berrio: Lo cierto es que los animales y sus representaciones –las mascotas, los ositos de peluche, los patitos de goma, los dibujos animados, etc.– forman parte de la infancia.

Y yo en mis historias suelo tomar elementos propios de personajes y situaciones para llevarlos a mi terreno, y partiendo de ahí busco la manera de hacerlos coincidir o no, o de construir estructuras circulares o caóticas… y con esas estructuras voy completando el guión.

Dicho así suena un poco rígido, pero en realidad no lo es. En el caso de El zoo de Antón, además, los elementos que ligan a los personajes, los elementos con los que un personaje construye a otro son también cotidianos, como el dibujo de un lápiz, las huellas, las sombras…

Entrecomics: Siguiendo con los niños. ¿Has tenido la oportunidad de conocer y relacionarte con tus lectores/as? ¿Cómo son?

Juan Berrio: No, no he tenido mucho contacto con mis pequeños lectores. Solamente los he podido tratar en algunas sesiones de firmas y es maravilloso ver cómo te observan esos ojos tan abiertos. También me hace gracia cuando me presentan a un niño como el autor de un libro que él ha leído, se les queda una mirada de extrañeza o quizá de decepción, como si pensaran que los libros no los hace nadie, que están ahí desde siempre para ellos.

Entrecomics: Otro de tus trabajos relacionados con los niños era La tirita que hiciste para El Periódico de Catalunya. ¿Presentaste alguna propuesta en concreto en este caso?

Juan Berrio: No, fue un encargo. Un encargo maravilloso donde todo salió bien de principio a fin. Fue una sorpresa puesto que yo no conocía a la gente de El periódico y además no tenía demasiada experiencia ni en trabajar para niños, ni en el formato de tira. Les advertí de esto pero no pareció importarles, así que me puse manos a la obra y la colaboración duró dos años, hasta el final del suplemento. No dejó de sorprenderme nunca el trato exquisito de aquella redacción, sobre todo comparándolo con una experiencia anterior en un diario nacional donde me tocaba relacionarme con un tipo bronco y estresado, y pensaba yo que así es como andarían todos en la prensa diaria.

Las tiras no sólo estaban dirigidas a niños, busqué también la complicidad del resto de la familia. Lo más extraño es que durante mucho tiempo no recibí ningún tipo de feedback al no estar yo en Cataluña. Por eso terminé abriendo el blog para recibir algún tipo de comentario.

Después la preparación del recopilatorio también fue estupenda, con Ricardo Esteban de Dibbuks, editor positivo y energético donde los haya. Y el libro quedo francamente bien.

Entrecomics: ¿Ahora mismo que proyectos barajas?¿Algún libro más para el público infantil? ¿Sientes la llamada del Mamut?

Juan Berrio: Estoy trabajando en dos proyectos de historieta, pero los dos tardarán en ver la luz. Uno continúa la línea de Calles contadas, donde la ciudad vuelve a ser la protagonista, y donde sus personajes parecen moverse como siguiendo una coreografía: encontrándose, relacionándose o distanciándose. Será un álbum amable con el mismo tipo de humor que Calles contadas, pero en un formato y extensión común. El otro proyecto es más serio y más introspectivo. Para niños están a punto de publicarse dos nuevos libros, uno con Imaginarium (con texto mío) y otro con Everest. Por supuesto, me encantaría hacer un nuevo Mamut, y creo que a ellos también. En cuanto encuentre una nueva idea sin duda se la presentaré.

2 comentarios

  1. Uno de los libros favoritos de mi hija Claudia. En la última viñeta aparece Juan Berrio y siempre lo nombramos cuando le contamos el cuento. Supongo que ya debe estar convencida de que Juan es algún tipo de personaje infantil.

  2. uno de mis autores y cómics favoritos, y ya no soy una niña ;O)