Reseñas — 23 agosto, 2011 at 12:23 pm

Freddie y yo (Mike Dawson)

by
Hoy presentamos a un nuevo colaborador, el insigne Pablo Ríos, a quien puede que también conozcáis como Tebeobien. Pablo ha escrito sobre cómic en medios profesionales como Málaga Hoy y otros, y actualmente es reseñista habitual en la revista Rockdelux. Además, mantiene su propio blog y desarrolla una actividad frenética en twitter. Y como nos complace lo que escribe y cómo lo escribe, aquí lo tenéis, con la reseña de un cómic que lo tiene todo para no gustarle… y que sin embargo le gusta.


Freddie y yo (Mike Dawson). La Cúpula, 2008. Rústica. 308 págs. B/N. 20 €

¿POR QUÉ ME GUSTA ESTA COSA? HOY: ‘FREDDIE Y YO’, DE MIKE DAWSON.

Eh, Queen. Ojo, estos Queen, claro. ¿Qué tal? ¿Os molan y eso? Bueno, a mí algunos temas, he de reconocerlo… tampoco es que los haya escuchado una barbaridad… más bien ni fu ni fa… Pero vamos, que bien por ellos. Freddie Mercury me caía bien. Brian May es un poco pejiguera. Los otros dos ni sé cómo se llaman.

Menuda introducción, ¿no? Oye, es que voy a hablar de Queen, así que tomadlo como un bonito gesto de sinceridad. Lo cómodo hubiera sido tirar de ‘mirad, amo-odio a Queen así que…’, pero no, os confieso que parto desde una posición destemplada, qué le voy a hacer.

A quien sí que le gusta Queen, pero a lo bestia, es a Mike Dawson. Dawson es un dibujante británico afincado en los USA desde chaval. Su primera novela gráfica, publicada en 2008, se tituló nada menos que Freedie and Me: a Coming of Age (Bohemian) Rhapsody. Así que sí, Mike es muy fan de Queen. Y su tebeo es una autobiografía nostálgica vehiculada a través de su relación personal con la música de la banda. 300 páginas, nenes. ¿Qué interés puede despertar un cómic así a alguien que apenas es capaz de tararear un par de temas de la banda? Ah, maldita sea, nada de lo humano me es ajeno. Recordad eso siempre. Venga, dejemos a Mike que cuente sus cosas.


Aquí Mike, aquí unos amigos.

Y es que el punto de partida es la mar de interesante, ¿no os parece? Una confesión de un fanático de cualquier cosa siempre lo es. Sin embargo, y quizás ahí está la chicha de este tebeo, Dawson nos regatea sutilmente, porque, a medida que avanzamos en su lectura, nos percatamos de que no estamos ante los alaridos del equivalente mercuryano a una una belieber desnortada. Dawson ha crecido, ha dejado atrás cosas que creía importantes y que bueno, quizás no lo eran tanto. Eso es lo que nos cuenta, un relato de madurez. Y ojo, que no son frecuentes en el mundo de los tebeos. Pienso ahora en los jefes canadienses: Seth, Matt, Brown… Dawson no es un superdotado como ellos, pero sí ha comprendido el significado de la palabra ‘adulto’. Demonios, Queen forma parte de su vida. Pero precisamente ahí está la clave. En que es parte de su vida.


Freddie en él.

Tal vez por eso me gusta esta novela gráfica. No hay alardes técnicos ni requiebros literarios. Sí es un poco bruta, con personajes feos. Con dudas, y caídas. Y a lo mejor le falta algo de ritmo. Pero en su imperfecta estructura encuentro sinceridad y una voz cercana.

Y eso que a mí Queen… Ahora, también salen los Wham, y ah, amigos… ¡eso es harina de otro costal!

Etiquetas

12 comentarios

  1. Pues yo, más o menos, como Pablo. Me parece que al final es un tebeo que convence más por su sinceridad que por su habilidad. Por cierto, a mí me ha recordado a un Alex Robinson en bolas, sin truquitos.

  2. yo a alex robinson no le tengo mu controlao.

  3. ¡Fantástica reseña-crítca-lo-que-sea!

  4. ¿que clase de reseña es esta que tiene 3 parrafos y durante 2 el autor habla de si mismo?

    No es nada serio. Y de reseña no le veo nada.

  5. Un enorme placer leerte aquí, Pablo.

    Sobre el cómic, a mí me pareció irregular. Tiene gracia lo de Freddy Mercury, lo diferencia de otros cómics autobiográficos, pero cuando Dawson madura, realmente el cómic se vuelve muy convencional… Aparte de que está como descompensado, con problemas de ritmo, como dices. La alusión a Robinson de Berni me parece muy certera, va por ahí. Si no has leído nada, Pablo, te recomiendo Malas Ventas y sobre todo Estafados, para mí su mejor tebeo. Es un tío muy truquista, pero a mí me gusta lo que le sale.

  6. Con la venía, he recordado que yo escribí de Freddie y yo: http://thewatcherblog.wordpress.com/2010/12/23/freddie-y-yo-de-mike-dawson/

    Releyéndome me parezco excesivamente duro, la verdad. Es cosa de releer otra vez el tebeo.

  7. sí, jaja, mucho no te moló. pero tienes razón, en parte. veo que a el tío berni le pareció aburridete. bueno, es parte de su encanto, eh?

  8. Sí, pero el caso es en que mi recuerdo ha mejorado, es curioso, lo recuerdo mejor de lo que me pareció en su momento…

  9. Como la crítica es tan mala (solo queda claro que no le gusta el grupo queen) no me arriesgaré a comprarlo,vale un dinero….

  10. Hector,
    Aunque estoy de acuerdo contigo que la reseña publicada es bastante floja,dejando a parte si Queen gusta o no gusta,creo que el comic merece la pena.Aunque no te guste el grupo te puedes sentir identificado si eres seguidor de cualquier otro grupo.De verdad que merece la pena

  11. Pues a mí la reseña me parece bastante buena, la verdad. Hay muchas formas de abordar una crítica, y la de Pablo creo que cumple casi todos los requisitos básicos: es clara, amena, informativa, y no deja que los árboles le impidan ver el bosque.

  12. Soy lectora silenciosa de Entrecomics desde hace un año y medio y nunca me había sentido tan decepcionada con una crítica de este sitio, al que tengo por referencia en el mundo del cómic. El que escribe, que no sé quien es, me cuenta que Queen no le dice nada, se justifica y me comenta que el tal Dawson no es Seth, ni Brown, ni Matt. Un poco de lugares comunes y se acabó. Para saber mejor de que va esto, tonta de mi, me he tenido que ir a la página oficial de La Cúpula: http://www.lacupula.com/web/articulo.do?idArt=324 Os recomiendo a todos que os paséis.

    Por favor no os cabréeis conmigo porque no quiero incordiar, pero yo creo que El Tio Berni no lleva razón. Esta crítica no cumple esos requisitos. Para saber la diferencia solo me tengo que ir a una de las suyas en este mismo portal o pasarme por La Cárcel de Papel de Álvaro Pons o por Mandorla de Santiago García. Me cuentan más cosas, lo hacen mejor y no se quedan en un simple “pos m’agustao”. Besos!