Reseñas — 25 abril, 2007 at 8:10 am

Next Wave: Agentes de H.A.T.E. (Ellis & Immonen)

by

nextwaven01_01g.jpg
Nextwave: Agentes de H.A.T.E. Warren Ellis/Stuart Immonen. Panini Cómics. Tomo recopilatorio de 144 Págs. 12 €.


Que a estas alturas Warren Ellis es un guionista excepcional con una envidiable habilidad para dar una vuelta de tuerca a cualquier genero con el que trabaje debería ser algo bien sabido por todos los buenos aficionados al comic, pero que además haya exprimido dicha habilidad para dar rienda suelta a su vena mas gamberra es algo que ha expuesto a las claras y sin ningún tipo de pudor o tapujo con este Next Wave.

Si ya en el pasado, Ellis, había dado buena muestra de sus intenciones hacia el genero superheroico con su memorable The Authority, consiguiendo llevar dicho genero hasta su extremo sostenible en el cual empieza a desdibujarse hasta convertirse en una “parodia de”, es con su Next Wave donde finalmente lleva a cabo la evolución lógica dentro del medio mainstream de cualquier guionista inteligente, con sentido del humor, mucha mala leche y pasión por el genero y decide apartarse de los cánones establecidos, pasar por alto la parodia –me temo que Kyle Baker y su Plastic Man resultan absolutamente insuperables-, ir un paso mas allá e iniciarse directamente el camino de la sátira. Porque eso es precisamente lo que es Next Wave, una sátira del genero superheroico, una sátira sin concesiones, sin miramientos y sin ninguna vergüenza que se apoya en los tópicos del genero para destrozarlo sin piedad… Eso si, aderezando toda la obra con un sentido del humor corrosivo, surrealista y de un tono totalmente acertado que a su vez se apoya en unos diálogos brillantes y ágiles perfectos para el frenético ritmo de toda la obra.

lrg_nextwave_006.jpg


La premisa básica en la que se cimenta Next Wave, es algo tan simple como un grupo de superhéroes “al uso” compuesto por una formación de segundones semi-desaparecidos de las paginas habituales de las series Marvel recuperados para la ocasión por Ellis para protagonizar en cada episodio un disparatado enfrentamiento contra una pérfida organización terrorista “al uso”, lo cual sirve al guionista como perfecta excusa argumental para presentar una serie de terribles amenazas -también “al uso”- para la humanidad, a cual mas delirante y risible, entre las que destacan un gigantesco dragón con calzoncillos morados, terribles humanoides creados a partir de algas genéticamente modificadas y –mis favoritos- adorables Koalas asesinos sedientos de sangre. Una combinación de elementos que hacen de este Next Wave algo tan inusual como divertido.

La otra gran baza de este comic la juega el apartado grafico, donde nos encontramos a un Stuart Immonen pletórico de talento que modifica su habitual estilo realista con el que nos había deslumbrado en el pasado para, en esta ocasión, desprenderse de todo artificio y adoptar un estilo mas acorde con las intenciones del guionista, mas sintético, mas ágil y que sirva mejor como medio para plasmar los múltiples gags visuales y el dinamismo que demanda la historia, consiguiendo captar toda la esencia de la trepidante acción que no deja de sucederse pagina tras pagina.

En definitiva, este no es un comic para los amantes clásicos del género superheroico, a menos -claro esta- que gocen de un sentido del humor a prueba de bombas y que no renieguen de la sana autocrítica y que sin embargo hará las delicias de todos los lectores que esperan algo mas allá de lo preestablecido, que buscan una nueva vuelta de tuerca y que están aburridos de los convencionalismos del genero.

3.jpg
Bueno, este es el nivel medio que habría que pedir a cualquier tebeo

The Heckler


3 comentarios

  1. Habrá que echarle un ojo cuando tenga tiempo

  2. Sí, bueno, supongo que será como Hulka. El problema de estas reinvenciones/parodias es que me terminan cansando, como pasó con el segundo tomo de Hulka, que me costó acabarlo (demasiado desbarramiento).

  3. Por cierto, ¿el dragón ése es Fing Fang Foom? Lo conozco del videojuego Marvel Ultimate Alliance, pero no tengo ni idea de dónde sale. Aunque, bueno, la solución es fácil:

    http://en.wikipedia.org/wiki/Fing_Fang_Foom