Noticias — 23 diciembre, 2009 at 1:18 am

Sobre Persépolis

by

¿Cómo terminó Persépolis en L’Association [editora de la obra en Francia]? ¿Era ya conocida Marjane Satrapi?

(…) Originalmente Satrapi no era una artista de cómic, sino una ilustradora de libros infantiles que compartía un espacio en el Atelies de Vosges en París. A lo largo de su historia, este espacio de trabajo ha sido compartido por combinaciones de Emile Bravo, Lewis Trondheim, Christophe Blain, Joann Sfar, David B., Emmanuel Guibert, Marjane SatrapiEl velo (que es el primer capítulo de Persépolis), que se publicó en Lapin, la revista de la que David B. y Trondheim eran coeditores.



Tom Spurgeon entrevista a Bart Beaty, teórico del cómic con amplios conocimientos sobre el cómic francés actual, en torno a Persépolis, de Marjane Satrapi. La entrevista completa, en The Comics Reporter. Más.

¿En qué punto y por qué razón, si es que alguien puede saberlo, empezó a coger aceleración y convertirse en un éxito?

Empecé a pensar que iba a ser un enorme éxito con el tercer volumen, que se serializó en Liberation, un periódico francés de gran tirada. Liberation ha serializado muchos cómics a lo largo de los años, generalmente en verano, pero solían ser de nombres ya establecidos como Jean Van Hamme. Esto puso el trabajo de Satrapi en manos de millones de personas diariamente. Y el tema de ese volumen, su etapa en Austria como emigrante iraní, es realmente apasionante. Era el capítulo perfecto en términos de contenido para alcanzar una audiencia masiva, y también apareció en un momento en que su trabajo ya no era dubitativo.

¿Cuál es tu valoración general del trabajo, Bart? ¿Ha cambiado a lo largo de los años? ¿Cambió cuando se fueron publicando nuevos volúmenes?

Los dos primeros volúmenes sólo me dejaron tibio. Quedé intrigado al final del segundo, y alucinado por todo el tercero. Ahora, cuando lo leo como un todo, constantemente me impresiona. He impartido clases sobre el libro a estudiantes universitarios media docena de veces, y a ellos siempre les impresiona, y a mí me gusta más el trabajo cuanto más enseño sobre él. He llegado al punto en que prefiero hablar en clase sobre él que sobre Maus, en realidad. Así que me gusta mucho.

Hay otros cómics franceses de la pasada década que creo que formalmente hacen las cosas mejor, o más inteligentemente, o son más divertidos, o más emocionantes. Pero creo que Persépolis es un hito y un logro tremendo.

He leído algunas críticas hacia Persépolis que dicen que el libro y la misma Satrapi adulan un autoconcepto particular de los europeos. ¿Crees que es una vía de crítica legítima? Y, ¿ha habido alguna puñalada por la espalda contra la autora más seria que este tipo de comentarios maliciosos?

Persépolis es un libro que parece que genera muchos comentarios maliciosos, y sobre todo por parte de los “chicos del dibujo” (casi siempre son chicos) que dicen que está dibujado sin elegancia. Esa es la mayor fuente de condena. Incluso ahora, me imagino que una buena cantidad de tus lectores no lo han leído porque no se pueden imaginar que un libro dibujado “así” merezca tanta discusión.

(…) No he visto mucho del otro tipo de críticas que mencionas, aunqué entindo dónde quieres llegar. Hay cierta idea de que Satrapi es un éxito por lo que representa: que es la artista perfecta en un punto de la historia en que el Oeste está luchando en su relación con el mundo musulmán, y con Irán en particular; la artista perfecta para Francia, que prohibió los velos en las escuelas y demás. Si Marjane Satrapi no existiera, la prensa francesa tendría que haberla inventado.

Creo que la lectura política de Satrapi aquí [en Estados Unidos] a menudo es diferente de la francesa, porque los problemas, aunque similares, son culturalmente diferentes. Satrapi se ha sentido confundida por el hecho de que escribió u nlibro que es contrario al velo y después se conviertió en una representante de movimiento contra el velo en Francia. Ella intenta con todas sus fuerzas mantener sus identidades iraní y europea de una manera que hace mñas compleja la noción de que simplemente está adulando a los europeos, de modo que no creo que la situación sea tan simple.



¿Qué ha significado el éxito del libro para L’Association? ¿Qué efecto crees que ha tenido en la industria en general?

Para L’Asso es parecido a lo que ha sido Peanuts para Fantagraphics, les ha salvado el culo. No esoty seguro de que L’Asso estuviera todavía aquí hoy sin Persépolis, y su éxito les ha permitido arriesgarse con un montón de trabajos que de otra forma no habrían podido sacar.

(…) También creo que la decisión de Satrapi de quedarse con L’Asso es tremenda. Después de Persépolis podría haber publicado en cualquier sitio, y probablemente por con un avance enorme. Sé cuáles son los avances para algunos autores que han vendido la veinteava parte de lo que ella vende, así que me imagino que alguna gente le ha ofrecido camiones llenos de euros. Y ella los ha rechazado. Ha dicho, básicamente, “L’Asso creyó en mí cuando ninguno de vosotros me habría siquiera mirado; por eso creo en L’Asso.”

(…) En cuanto a la industria, su éxtio ha consolidado un deseo de encontrara al próximo gran novelista gráfico.

Yo soy una de las personas que piensan que el libro tiene un aspecto fenomenal, y no cambiaría nada. Una de las cosas que me gustan es que el dibujo “mejora”, esto es, se hace más suelto, más fluido, más refinado y tiene más confianza, a medida que la historia progresa. Esto me parece perfectamente apto, ya que el libro habla sobre la maduración. En ese sentido, creo que los cambios a lo largo del tiempo en el aspecto del libro contribuyen gradualmente, a veces casi imperceptiblemente, al tema central de trabajo como un todo. Ese es el auténtico punto fuerte del trabajo.



Creo que Persépolis es un cómic que permanecerá del mismo modo que ahora lo es Maus. Hace poco estuve en un comité de examen de doctorado en un Departamento de Literatura y me dieron la lista de libros que los estudiantes tenía que leer en varias áreas para demostrar su competencia. Persépolis estaba en la lista de Escritura de Mujeres, junto a Toni Morrison and Mary Shelley. Mi primer pensamiento fue, “qué rápido”, pero el libro no se veía fuera de lugar en el contexto en el que lo había colocado. Es un libro sobre el que se va a continuar escribiendo y se va a hablar y enseñar a los estudiantes. Si acaso, todavía estamos muy al principiode la fama de Satrapi.

4 comentarios

  1. No viene mucho a cuento pero he pensado que en esa lista de ‘Escritura de Mujeres’ tendría que estar sí o sí ‘Fun Home’. Qué maravilla de cómic. Y Persépolis también, of course.

  2. Es mas interesante que Maus, y se comprende que la defenza a usar o no el velo (no importando el pais) es la eleccion al libre culto, pero que recuerde, en la historieta jamas siquiera mencionó cuando Francia dio santuario al ayatola Khomeini en los 70′s

  3. un libro necesario

  4. Pingback: Persépolis : informations, photos, carte, vue satellite