Reseñas — 15 enero, 2007 at 11:10 am

Emma (Kaoru Mori)

by

emma.jpg
Emma Nº 01 (de 7) (Kaouru Mori). Planeta DeAgostini, 2006. Rústica. B/N. 192 págs. 7,95 €


Desde hace un tiempo, una de mis debilidades es la época victoriana.
De ahí, que Emma, de Kaoru Mori, y editado por Planeta DeAgostini fuese una compra, en un principio dudosa, que tardó poco en quedar incluida en el listado mensual.
Estos japoneses que todo lo abarcan, cuya curiosidad e intereses son más amplios cada día, han tomado este período inglés como un tema digno de estudio, y la autora de este Emma, ha creado un manga histórico, muy bien ambientado y cuidado, con los que se suponen todos los tópicos que encierra una lectura de este tipo. El fundamental eje de esta narración es la diferencia de clases y, por supuesto, el desencadenante que pone de manifiesto esa barrera es el amor.
El joven heredero de un floreciente emporio comercial, aunque no pertenece a la nobleza, se enamora de la criada que trabaja para la que fue su “nanni”. El amor sigue su curso, puesto que es correspondido, pero las diferencias sociales, económicas y culturales, hacen que no sea bien visto por alguno de los personajes que se van dejando ver por sus vidas y, sobre todo, por el severo padre de él, que ve en la consecución de las firmes y rancias tradiciones, un firme paso para que su familia entre, y permanezca, en los selectos círculos sociales londinenses de la época.
Un dato curioso de este manga es que no es la adaptación de una novela inglesa ya existente sino que a partir de su publicación, se ha escrito una novela en dos volúmenes: Emma, novela de Saori Kumi, basada en este manga de Kaoru Mori, editada por Genko Books, y que se encuentra en cualquier librería especializada al lado del manga que le sirvió de inspiración. A mi, este me parece un dato importante, aunque tratándose de un manga, tal vez no se le dé la consideración oportuna, que ya sabemos la mala prensa que suele tener este tipo de cómics, considerados de peor categoría que los tebeos peor considerados: ahí queda un debate pendiente para otro día…

emmapg.gif


Pero volvamos al tema que nos ocupa. Emma está perfectamente ambientado, como gustan los fans de las novelas que tratan temas históricos: sólo hay que remitirse al capítulo en el que los dos protagonistas visitan el “Cristal Palace”, en el que la autora dibuja y describe todos y cada uno de los detalles de esta construcción que se realizó para la Exposición Universal de 1851, que tuvo lugar en Hyde Park… y la minuciosa ambientación: los interiores de las estancias, los vestidos, los complementos, la disposición de los objetos: la cena de gala en el volumen dos es un despliegue de preciosismo y gusto por el más nimio detalle. También hay muchas novelas y películas en las que las descripciones son tan vívidas, que, en este manga, descubrimos un paisaje humano y urbano que nos resulta muy familiar. Lo mismo nos sucede con el dibujo, muy cuidado y detallista, pero que conserva todos los rasgos típicos al que nos ha acostumbrado este estilo de manga: los ojos grandes y que llevan el peso de la expresión, la boca apenas esbozada, el claro control gestual y postural, en el que nada está dejado al azar…

Leídos los dos primeros volúmenes, la valoración es muy positiva y estoy deseando que lleguen el tres y el cuatro… Y, por supuesto, el siete y último, aunque cuando esto ocurra, y si la colección sigue con este estupendo nivel, me quedará pena de que todo haya terminado.

3.jpg
Bueno, este es el nivel medio que habría que pedir a cualquier tebeo

Mar

Etiquetas

3 comentarios

  1. A mí, simplemente me encantó. Es el primer manga que leo y me pareció muy bueno, sobretodo por los pequeños detalles que la autora muestra en sus dibujos….
    Los siete tomos me supieron a poco…

  2. Opino exactamente lo mismo. Es uno de los mangas que más me han emocionado y me encantaría que publicasen los últimos tomos (se animaron a publicar el 8 ¿Pero y el 9 y 10? Yo los tengo en japones ¡¡¡Pero no conozco el idioma!!!! u.u). Deberían editar más mangas de este estilo, con una buena historia y un dibujo sencillamente exquisito y detallista.

  3. Pingback: Leer cómics en verano | ¿Quién te lo ha contado?¿Quién te lo ha contado?