Reseñas — 17 enero, 2007 at 12:10 pm

Las nuevas aventuras de Esther (Carlos Portela & Purita Campos)

by

Esther
Las Nuevas Anventuras de Esther, Libro 1 (Carlos Portela y Purita Campos). Glénat, 2006. Cartoné. Color. 56 págs. 17,95 €


Leer Las nuevas aventuras de Esther ha sido una buena forma de empezar el año.
Entiendo el concepto de “lectura para chicas”, pero es algo que me da una rabia enorme: es, más bien, “lectura con la que no se atreven los chicos”, pero eso también lo podemos dejar pendiente…
Este primer tomo de los tres que anuncian, aunque la serie figura como abierta, supone la vuelta de Esther, una compañera de aventuras adolescentes en los primeros años ochenta y he de decir que esta lectura es de las que “da un poco de reparo”: conservo tan buen recuerdo de aquellas tardes de verano, que daba miedo sufrir una decepción, como me sucedió al releer las de Gina, otra de las más famosas creaciones de Purita Campos y de la que hoy podemos ver re-editadas las aventuras completas, cosa que no sucede con la Pecosa, debido a problemas legales con los derechos, que esperamos sean resueltos cuanto antes para poder conservar aquel pedacito de infancia.

En esta Nuevas Aventuras, nos reencontramos con el precioso dibujo de Purita que sigue siendo magnífico, tal y como nos tenía acostumbrados, cuidando cada detalle de las entrañables pecas de Esther, del pelo, de los trajes y el calzado… devolviendonos, además, una pequeña parte de aquellas historias, a modo de flashbacks y Carlos Portela consigue un guión que se adecúa al cambio de registro perfectamente, pero sin perder nada de aquel sabor que guardaba de sus peripecias. Todo ha evolucionado, pero la esencia es la misma. Supongo el enorme esfuerzo que habrá sido el crear una historia de esta naturaleza, con un personaje que parecía haberlo dado ya todo de sí y que los fans convervábamos tan claro en la memoria y, encima, engrandecido por la nostalgia y el lado bueno de la memoria.

esther_interior.jpg
Esther y Doreen: ¿dos buenas amigas? ¡¿Tanto han cambiado las cosas?!



Aquí nos encontramos con una Esther divorciada, madre de una hija adolescente, enfrentada al mundo laboral y cómo no, a los escarceos amorosos… y a lo que se imagina como una terrible reunión de antiguos alumnos, en la que surgen todos los fantasmas de un pasado que se creía guardado y olvidado, puesto a buen recaudo bajo siete llaves.

Es un trabajo que recomiendo a todas aquellas personas que eran fan entonces y que gustarían de reencontrarse con una vieja conocida, cuando no amiga, que ha cambiado, por supuesto (¿quién no lo ha hecho?), pero que mantiene las peculiaridades que la hacían única y especial. También puede ser un buen momento para acercarse a este personaje, si es que no se había tenido la oportunidad de conocerlo, y disfrutarlo sin prejuicios, pues la carga emotiva que soporta este tebeo, desde hace muchos años, podría suponer una pequeña barrera para futuros lectores: no lo permitan. Pasen y lean, señoras y señores.

3.jpg
Bueno, este es el nivel medio que habría que pedir a cualquier tebeo

Mar

8 comentarios

  1. Algunas de aquellas historias leí en su día… da algo de miedo el reencuentro, que la nostalgia juega malas pasadas, pero lo que dices me tranquiliza, Mar. A ver si le echamos un vistacillo…

  2. Pues date prisa, Dianoia, porque parece que la primera edición ya se ha agotado!

    http://blogs.ep3.es/ddt/2007/01/esther_agotada.html

  3. El dibujo de Purita Campos siempre me encandiló, no tanto sus historias, a veces repetitivas y muchas otras superficiales. Confieso que leí cómics de Esther víctima de un enganchismo telenovelero que me dura hasta hoy. Miedo me da esta revenue de Esther. ¿Sigue siendo tan superficial de adulta?
    Un besico, maja

  4. La historias de Esther eran lecturas fáciles, agradables y que te enganchaban sin remisión: pura envidia en aquellos años, en los que no podíamos ni imaginar que nos pasaran cosas similares y, mucho menos, vestidas maravillosamente según la ocasión. La nostalgia hace pasar muy malas jugadas, pero no lo creo así en esta ocasión. Lo que se cuenta sigue “sabiendo a aquella Esther”, que es lo que se pretendía, y bastante bien llevado, aunque hay que decir que -ni entonces ni ahora- la temática ha variado mucho, cambiando, eso sí, la forma de acercarse a ella… y el dibujo sigue siendo tan cuidado y esmerado: Purita campos total!!!

    Desde luego, el precio no ayuda mucho a las persona indecisas, pero si no se han dado demasiados caprichos estas pasadas vacaciones…;-D

    Besitos

  5. Me encantan los comics de Esther, no os podeis imaginar la sorpresa que al ver que habia una muñeca con mi mismo nombre desde ese dia estoy buscando cómics de ella.

  6. Viva Esther!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

  7. Yo tengo toda la colecion de comics de esther que salian hace muchos años en las revistas de Lily

  8. Yo tengo todos los libros de Esther y su Mundo, todos los libros de Esther Ochentera, el libro bolsillo de Esther cumple 40 años y los tres libros de las nuevas aventuras de Esther y también tengo Gina, Jana y Emma es encantadora y me gusta todo lo de Esther y estoy esperando con impaciencia a que saquen el 4 libro de las nuevas aventuras de Esther y cuando lo pongan en la tienda de los cómics o en el naf-naf voy a ir a comprarlo como una loca de la alegría que me va a dar y lo voy a leer toda la tarde y en invierno cuando llegue el fío lo volveré a leer con la manta tapada y el chalpe puesto.