Metralla — 8 junio, 2015 at 9:30 am

Metralla 8/6/15

by

Ya llega el calor, ya llega la Metralla.

———oOo———

Arrancamos con la fantástica charla que tuvo lugar en el museo de El Prado con Laura Barrachina, Santiago García, Javier Olivares, Javier Olivares y José Riello en torno a Velázquez, Las meninas y El ministerio del tiempo.

———oOo———

doucet-mini

“Al contrario, el cambio ha sido a mejor. Cuando yo empezaba, una escuela centrada en esta disciplina era impensable. El cómic ha seguido la evolución normal de cualquier nueva forma de arte. Aparecen nuevos editores, se empieza a ganar más dinero, aunque esto último lo pongo en duda. La escena está hoy más abierta a nuevas formas de dibujar y escribir, se ha despojado de prejuicios, ya no necesitas ocho viñetas por página para contar una historia. Cualquier cosa puede ser editada y bien recibida. Yo dejé de dibujar cómics hace 15 años porque necesitaba probar otras cosas. Se me agotó el espacio para experimentar en este soporte, pero todo ha mejorado. En mi caso, tiré la toalla también por lo que rodeaba al mundo de los tebeos, por ese público nerd, especializado, coleccionista y eminentemente masculino que abundaba entonces. Tíos que amaban los cómics en un sentido totalmente tradicional… y yo quería probar otras cosas, nuevas formas de arte que, en aquella época, estaban vetadas en el mundo de la historieta. Gracias a Dios, todo es distinto actualmente”, celebra.

La gran Julie Doucet entrevistada por Marta Caballero en elmundo.es.

———oOo———

Recordemos que en la etapa del guionista Steve Englehart, nuestro protagonista descubría un intento interno de golpe de estado muy similar al Watergate que le hace perder toda su confiaza en el país y en sus símbolos, haciéndole abandonar temporalmente el uniforme. Alejado de la influencia de Stan Lee, Kirby ya no tenía grandes obstáculos para hablar de la actualidad política en la serie desde un punto de vista ideológico más cercano al suyo propio. Y es que ya no corrían los mismos tiempos en los que Thor luchaba para salvar a una pobre campesina de las pérfidas garras de su propio hermano, un oficial del Viet-Cong (El Poderoso Thor, nº 117). En el año 77, por ejemplo, Kirby deja claro que su opinión acerca de la injerencia estadounidense en otros paises es muy distinta: el Capitán América es capturado por unos militares centroamericanos y, al escapar de ellos, en una imagen muy evocadora de la jungla vietnamita, afirma que: “este no es mi país y, por lo tanto, no es lugar para pelear por causas de las que no sé nada” (Capitán América, nº 207). Si Kirby se conforma con guiños como estos en lugar de hacer del discurso político el foco central de la historia, en mi opinión, está simplemente relacionado con su forma de concebir el cómic de superhéroes, en la que prima el sentido de la maravilla junto con, por qué no decirlo, grandes dosis de misticismo. Lo cual no quiere decir que el discurso político no esté presente en sus cómics.

Roberto Bartual sigue escribiendo textos sobre Jack Kirby en Factor Crítico.

kirby-vs-kissinger-revista-cultural-factor-critico-3

———oOo———

Nuevo programa de La hora caníbal de Borja Crespo, con Pepo Pérez y Juanjo Sáez.

———oOo———

vengadores esquema de color

Esta enigmática imagen pertenece a un trabajo que resume los esquema de colores de todas las portadas de Avengers de la historia.

———oOo———

heart of stone

Heart of Stone es un proyecto del ilustrador José Gimeno, para el cual ha iniciado una campaña de crowdfunding.

———oOo———

Refer nos pone sobre la pista de una prueba de animación para una película que nunca fue: The Spirit de Brad Bird.

———oOo———

GQ: ¿Cómo encaja en Marvel un tebeo sobre el currito de Los Vengadores?

D.A.: ¡Es que no se vendió así! Fraction vendió un concepto de serie que iba en otra dirección, más James Bond o Los Vengadores -los de Emma Peel, no los de Marvel-. Y me pasó un guión para un número 1 que iba en ese sentido. Entonces le dije que a mí James Bond no me gusta, y que a Clint siempre le había visto más como ‘El Buscavidas’ de Walter Tevis, el de Paul Newman. Empecé a pasarle música de Lalo Schifrin y se nos fue al rollo setentero. Entonces me dijo “¡olvídate de ese guión, estoy haciendo otro primer número, y es ‘El color del dinero’!”. Y me plantea el que salió publicado: 24 páginas de un tío que salva a un perro (a Fraction se le había muerto el perro hacía poco). Y fue lo que hicimos, un giro de 180 grados respecto al concepto original. A la contra de todo, con historias autoconclusivas. En Marvel nos dijeron -y con razón- que qué era eso, que no íbamos a vender una mierda y que la serie iba a durar muy poco. Pero también que hiciésemos lo que nos diese la gana, que para eso nos habían dado la serie y que a quién le importaba Hawkeye [risas].

La revista GQ publica una entrevista con David Aja.

david-aja

———oOo———

Santiago García: Si el cuadro es inmortal no es por Velázquez sino por la gente que lo ha visto. Y ahí está otra vez el tópico del valor inmanente de la obra. Si Las Meninas fuera una de las que se quemó en el incendio del Alcázar nadie habría sabido de ella y, por tanto, no habría llegado a ser una obra maestra. Pero… ¿Quién dice que no era mejor la de la expulsión de los moriscos que pintó en la justa pictórica y que se quemó en ese incendio?

La Sra. Absenta, Daniel Ausente, Santiago García y Javier Olivares charlan sobre Las meninas.

meninas-mini

———oOo———

Recientemente nos hemos enterado de este crowfunding que busca sacar adelante un documental sobre los autores españoles que trabajaron para la editorial Warren en los años setenta: El arte de Vampirella.

warren verkami

———oOo———

Vamos con otro podcast: el de Javier Mora Brodel, El mundo es vuestro, en el que entrevista a Toni Guiral.

———oOo———

P.: ¿Se puede ser guionista de cómic?

R.: ¿Y no morir en el intento? Sí, claro, pero yo siempre he compaginado los guiones con las traducciones, que por cierto están muy mal pagadas, aun cuando son un trabajo intelectual de primer orden. Hoy en día cualquiera se anima a traducir. Y los editores, por su parte, pretenden pagar lo mínimo. Yo llevo más de 30 años traduciendo cómics y sé de qué hablo. La traducción es muy importante, es labor complicada. Me he pasado muchas horas trabajando en las traducciones. Y hay editores, y no me gusta señalar que está feo, que creen que una vez que han pagado por una traducción, esta pasa a ser suya, cuando no es así. Hay editores que ni siquiera extienden un contrato por cada traducción, y lo hacen no solo para ahorrar papel, sino también porque un contrato supone reconocer que el traductor tiene, junto a sus deberes, también sus derechos. Si una traducción se publica dos veces hay que pagarla. Eso sí, quiero romper una lanza a favor de Ediciones B. Hace años traduje libros y cómics para ellos y todavía me abonan derechos de autor. No puedo decir lo mismo de otro editor para el que he trabajado como traductor durante más de treinta años.

Kike Infame entrevista a Enrique Sánchez Abulí en Bilbao 24 horas

Torpedo 2

———oOo———

Es interesante cómo eso se lleva al lenguaje de la ilustración y del cómic. Son precisamente en esas partes en las que recreáis ‘Los paraguas de Cherburgo’ o los personajes de ‘El apartamento’, las que hay un trabajo más interesante de composición, color, detalle…

M: Ya sabes que toda narración tiene un ritmo o una música detrás. Si te fijas, el ‘Beowulf’ es rock and roll, ‘Cenizas’ lo veo más country, ‘Una posibilidad entre mil’ es un gospel, más desgarrador. En ‘Cuando no sabes qué decir’, la base es el jazz, esa era la inspiración. Los colores que van apareciendo son bases rítmicas, melodías. Y las anécdotas son los solos, las improvisaciones de Cristina. Como guionista, le dije: “no hay límite de páginas, no hay límite de técnica, haz lo que te apetezca, improvisa…”. Cristina se lo ha llevado a su terreno y se ha podido divertir más en esas partes.

Óscar Senar entrevista en Viñetario a Cristina Durán y Miguel Ángel Giner.

PortCuandoDef

———oOo———

En tus anteriores trabajos (Dublinés o Café Budapest) mirabas hacia fuera. Ahora que vives en Francia, por el contrario, eliges un tema de tu tierra. ¿Es una contradicción, una paradoja o simplemente una casualidad?

Mis primeros libros tenían todos como fondo escenarios muy lejanos, a veces exóticos, porque los dibujaba desde mi estudio en un pueblo minero de cuatro mil habitantes. Con “Dublinés”, que más que un libro es un viaje, decidí viajar yo mismo y experimentar el proceso de creación en movimiento. Llegué a Angulema (Francia), me junté con otros autores y realicé el proyecto, al que siguieron otros. Sigo en Francia, han pasado los años, y quizá es por eso por lo que vuelvo a Asturias. Hoy estamos en la recta final de una industria moribunda (la del carbón), así que he querido volver a esa industria y esa sociedad, que conozco bien, justo en un momento crucial en su historia. Por eso he elegido la revolución obrera de 1934.

Fernando G. Mongay entrevista en eldiario.es a Alfonso Zapico.

labaladadelnortedest

———oOo———

Vámonos por la sombra.

Comentarios cerrados