Opinion — 21 enero, 2015 at 9:00 am

FIRMADO MR. J (XXXIV) Flores del espacio-tiempo

by

portada trillium

Año 3797. La humanidad está al borde de la extinción debido a un virus inteligente, conocido como la Cuña. Solo quedan 4.000 humanos vivos, el virus los ha ido empujando hasta los bordes del espacio conocido. La única esperanza de salvación reside en la flor Trillium, de la que puede derivarse la deseada vacuna, y los científicos ubicados en el planeta Atabithi han localizado lo que parece ser una plantación de Trillium. El problema es que las flores crecen dentro del territorio amurallado de los nativos del planeta y los científicos aún no han logrado comunicarse satisfactoriamente con ellos. En palabras de la doctora Nika, responsable del contacto con los alienígenas: “El sentido de su civilización y cultura sigue siendo un misterio, ya que ningún agente del Laboratorio Terrestre ha sido invitado a entrar en los grandes muros ornamentados que rodean su pueblo principal”. Por desgracia, la Cuña se acerca a Atabithi, así que es hora de dejar de lado la diplomacia y tomar la flor por la fuerza.

            En otro lugar, en otro tiempo (allá por 1921), un ex combatiente de la primera guerra mundial se halla recorriendo la selva amazónica en busca del templo de la diosa Kuka Mama. Según las antiguas leyendas incas, la citada diosa es el origen de las primeras plantas de la Tierra, y, supuestamente, el templo alberga el conocimiento secreto que concedería a los hombres dominio sobre la propia muerte. Casi dos mil años separan al explorador William y la científica espacial Nika, pero ambos están destinados a encontrarse y vivir una singular historia de amor que implicará inesperadas variaciones en el espacio-tiempo, con la amenaza permanente de la Cuña.

trillium

Este es el arranque de Trillium, la estupenda miniserie de ocho números escrita y dibujada por Jeff Lemire (Essex County, Ontario, 1976). Siendo joven, Lemire tiene ya una bibliografía notable, que le ha granjeado numerosas nominaciones y premios. En ella destacan la trilogía Essex County (Top Shelf, 2007-2009),la novela gráfica The Nobody (Vertigo, 2009) o la parábola post-apocalíptica Sweet Tooth (Vertigo, 2009-2012), pero también trabajos seriales como el relanzamiento de la cabecera Animal Man (2011-2014) o su acertada versión de Green Arrow (2013 en adelante) para el nuevo universo DC. Trillium fue editada por el sello Vertigo, con fechas de cubierta que van desde julio de 2013 hasta abril de 2014.

            El argumento y la prosa de Lemire son muy excitantes, y también lo es el aspecto gráfico de la miniserie (ojo a los fenomenales colores de José Villarrubia). La historia se halla preñada de referencias a otras obras del género de la ciencia ficción, pero las trasciende para ofrecer un producto sorprendente. Como indica Jero Piñeiro en el epílogo del libro, Lemire “es un romántico incurable” y “todo se reduce precisamente a los personajes (…), al anhelo de conectar con otra persona incluso a las puertas de la extinción”. Esta sensibilidad es el verdadero triunfo de un historietista capaz, versátil y sugestivo como pocos.

Comentarios cerrados