Noticias — 25 junio, 2014 at 10:31 pm

Las dibujantes Atxe y Laura Santolaya dejan de colaborar con Huffington Post tras el rechazo de viñetas críticas con la monarquía

by

Nuevo caso de autocensura o veto con respecto a la monarquía en los medios, en este caso en el medio on line Huffington Post, dependiente del Grupo Prisa. La dibujante Atxe ha publicado hoy el siguiente dibujo en redes sociales:

atxe

Con el fin de recabar más información sobre lo sucedido Entrecomics se ha puesto en contacto con Atxe, que nos ha hecho llegar el texto que reproducimos a continuación:

Tras la noticia de la abdicación del Rey envié esta viñeta a El Huffington Post. Normalmente, tardan en publicarlas entre 2 y 6 días pero en este caso, pasadas dos semanas, y a un día de la coronación, Laura Santolaya, ilustradora y colaboradora del diario, se puso en contacto conmigo para preguntarme si había notado ciertos “retrasos” en las publicaciones. Las dos nos vimos en la misma situación y decidimos escribirles pidiendo una explicación. La respuesta en los dos casos fue igual: no convenció a la directora y no se iba a publicar. En el año y medio que llevo enviando viñetas, nunca se se había dado el caso de que no quisieran publicarme una viñeta, aunque trataran sobre la casa Real. Sólo hubo una excepción, en la que representé un símbolo religioso e, instantáneamente, me avisaron de que lo debía modificar. Es decir, la manera de actuar en un caso y en otro fue muy diferente.

Nuestras viñetas no eran especialmente incisivas, sólo antimonárquicas. La coincidencia en la respuesta y la evidencia de que durante esas dos semanas no había existido crítica alguna a la monarquía dentro del periódico, no dejaba lugar a dudas. Así se lo hice saber a El Huffington Post, utilizando el término “auto-censura” e informándoles de mi marcha. Tal palabra no fue corregida ni negada ni se me dio ninguna explicación más sobre la determinación editorial. Aunque sí me pidieron disculpas por no avisarnos sobre la decisión.

Quizás mucha gente ya lo sepa, pero me parece relevante añadir que, en el Huffington Post, no hay colaboradores al uso porque en realidad no tenemos ningún contrato ni recibimos una remuneración económica. Me parece totalmente legítimo que lo gestionen así y que hayan tomado esa decisión ya que es su periódico pero, en mi opinión, esto enturbia un poco más el hecho de no dejarnos publicar lo que queramos. Por otro lado, esto implica que no he renunciado a mi trabajo sino a mi escaparate, lo que rebaja el nivel de heroicidad.

Si mi opinión sirve de algo, dudo mucho que esta decisión provenga de su directora Montserrat Dominguez; creo que habría que ascender algunos pisos en la empresa para encontrar el epicentro.

La viñeta rechazada por el Huffington Post también ha sido publicada por Atxe:

atxe2

Atxe nos comenta que la única explicación que ha recibido de la dirección del Huffington Post es la que reproduce en su texto, y al ser cuestionada sobre qué hubiera decidido de haber recibido alguna explicación al rechazo en un primer momento, afirma: “Mi decisión hubiera sido la misma, pero las maneras me hubieran parecido más correctas”.

Con el caso de El Jueves y RBA aún candente, tenemos que asistir a una nueva muestra de autocensura y control de la libertad de expresión en los medios españoles, que parecen decididos a que sólo se visibilice una corriente de opinión favorable con respecto a la institución monárquica.

Actualización: Laura Santolaya también ha decidido hoy dejar de colaborar en el Huffingtong Post, según ha anunciado en sus redes sociales.